Presidencia de la Nación

La Rioja avanza en la implementación de la Ley 1000 Días

En un encuentro que contó con la participación de autoridades y referentes provinciales, se puso en funcionamiento la mesa intersectorial de la provincia para articular las estrategias de cuidado integral de personas gestantes, niñas y niños.


Con el objetivo de avanzar en la implementación de la Ley de Cuidado Integral de la Salud en el Embarazo y la Primera Infancia, una delegación encabezada por la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado, se reunió con la vicegobernadora de La Rioja, Florencia López, y con el ministro de Salud, Juan Carlos Vergara, para articular las estrategias y acciones priorizadas de la iniciativa que busca garantizar el acompañamiento y la asistencia durante el embarazo y los primeros tres años de vida de niñas y niños.

La Ley 1000 días contempla políticas de ingresos, identidad y salud, y tiene como población objetivo alrededor de 600 mil personas gestantes y 1,8 millones de niñas y niños. Además, promueve una crianza compartida en la cual la responsabilidad por los cuidados de las infancias sea familiar, comunitaria y de las instituciones del Estado.

“1000 días es un plan federal que responde a políticas priorizadas desde Nación y nos encuentra trabajando coordinadamente con las provincias y municipios. Todos los lineamientos de la ley 27.611 reconocen como principal desafío a la integralidad y la intersectorialidad”, sostuvo Tirado durante la apertura.

La funcionaria puso en valor la conformación y el funcionamiento de las mesas intersectoriales 1000 días en cada jurisdicción y se refirió a la importancia de la Ley para la promoción de una amplia perspectiva de derechos que garantice la atención y cuidado de la salud durante el embarazo y la primera infancia. “Como país estábamos necesitando de un Plan que nuclee todos los esfuerzos que se hacen en el cuidado integral durante este curso de vida. Todos los ministerios y organismos tenemos algo que ver con las acciones para la primera infancia. Tenemos que sentarnos en la misma mesa y trabajar para ser más eficientes y estar en línea con las políticas que desde el Estado se vienen implementando”, finalizó Tirado.

A su turno, la vicegobernadora agradeció la posibilidad de acompañar a las autoridades, equipos de salud y comunidad que participan de las jornadas. “Es un orgullo presidir este acto en representación de la gobernación provincial. Esta Ley nace conjuntamente con la norma que regula el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. Esta Ley es llevar justicia y equidad al interior de nuestro país y se promulga para decir que la Argentina está a favor de la vida y de la libertad. Para quienes deseen tener hijos no será un obstáculo la salud, el transporte, la seguridad o la alimentación. Hay una fuerte presencia del Estado que está para acompañar y respaldar esa decisión que comprende el periodo desde la concepción hasta los 3 años de vida de las niñas y niños”.

En el mismo sentido, Juan Carlos Vergara destacó la importancia de adhesión a la implementación de la Ley 1000 días “en pos de la defensa de los derechos de la salud y la vida digna de las personas gestantes y de las niñas y niños de todo el territorio nacional”.

Durante la convocatoria, se realizó una presentación de las políticas priorizadas del Plan, se analizó el avance provincial en materia de indicadores y se realizaron intercambios entre los presentes sobre ejes fundamentales para el cuidado integral y la crianza en corresponsabilidad.

Luego, en la segunda parte del encuentro, los equipos territoriales y equipos de salud de los tres niveles se reunieron con el objetivo de generar un espacio de intercambio que visibilice las principales problemáticas y los desafíos que propone un abordaje integral del desarrollo infantil, la nutrición, la lactancia y el parto respetado.

Participaron de la reunión el director nacional de Abordaje por Cuso de Vida, Marcelo Bellone; la directora de Salud Perinatal y Niñez, Juliana Finkelstein; y la presidenta del Consejo de Administración del Hospital de Pediatría S.A.M.I.C. "Prof. Dr. Juan P. Garrahan”, Gabriela Bauer. Además, estuvieron funcionarios y referentes de los ministerios y organismos integrantes de la Unidad Coordinadora 1000 días.

Por parte de la provincia asistieron la secretaria de Promoción y Prevención de la Salud, Marcia Ticac; el secretario de Atención a la Salud, Gonzalo Calvo; la secretaria de la Mujer, Karen Navarro; el secretario de Justicia y Derechos Humanos, Lucas Casas; la directora de Salud Perinatal, Niñez y Adolescencia, Elvira Quiles; y la referente de la Administración Provincial de Obra Social (APOS), Claudia Ortiz, entre otras autoridades locales.

Ley 1000 Días

La Ley 27.611 de cuidado integral de salud en el embarazo y la primera infancia amplía derechos de seguridad social, identidad de las personas gestantes, y de niñas y niños en sus primeros tres años, impulsando a los tres subsistemas de salud a implementar un modelo que establece prácticas de prevención y protección, contemplando situaciones específicas de mayor vulnerabilidad.

Entre sus diferentes ejes, extiende la Asignación por Embarazo para Protección Social, desde el inicio del embarazo hasta su interrupción o el nacimiento del hijo o de la hija, siempre que no exceda de nueve mensualidades. A su vez, busca asegurar la provisión de medicamentos para cada etapa, con la incorporación de un botiquín adecuado, leche de fórmula de inicio para la persona recién nacida, kits de cunas seguras y equipamiento para fortalecer los servicios de las maternidades y unidades neonatales.

También sostiene la estrategia de Apoyo Alimentario que establece que la provisión de leche y otros alimentos para el crecimiento y desarrollo saludable de las personas gestantes, que amamantan durante los primeros seis meses, y a las niñas y niños entre 6 meses y 3 años con cobertura exclusiva del subsector público, pasan a ser mediante una transferencia monetaria incorporadas a la Asignación por Embarazo (AE) y Asignación Universal por Hijo (AUH).

Esta propuesta busca simplificar y nominalizar el acceso de esta política pública, ya que la obtención del beneficio es automática y no es necesario realizar ningún trámite para acceder al mismo. Además, fomenta la corresponsabilidad de las familias perceptoras generando empoderamiento y autonomía, aumentando a su vez las posibilidades de los beneficiarios de elegir los alimentos a consumir y facilitando el acceso a una alimentación variada y acorde a las Guías Alimentarias Nacionales.

Scroll hacia arriba