La refacción de la Casa Museo Alfredo L. Palacios genera oportunidades de empleo

El secretario de Empleo, Matías Barroetaveña, firmó un convenio con la Fundación Alfredo L. Palacios que dispone la refacción de la Casa Museo Alfredo L. Palacios, lo que contribuirá a promover la inclusión y generar oportunidades de empleo, en el marco del Programa Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario.


El secretario de Empleo, Matías Barroetaveña, firmó un convenio con la Fundación Alfredo L. Palacios que dispone la refacción de la Casa Museo Alfredo L. Palacios, lo que contribuirá a promover la inclusión y generar oportunidades de empleo, en el marco del Programa Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario.

El Ministerio de Trabajo, a través de la Secretaría de Empleo, aportará recursos para la contratación de la Cooperativa de Trabajo “Los Obreros del Cartón”, que tendrá a cargo la realización integral de las tareas de acondicionamiento. El subsidio también incluye recursos para la compra de materiales de construcción, herramientas de uso individual y colectivo, ropa de trabajo y elementos de protección y seguridad para los cooperativistas.

El desarrollo de este proyecto tiene como objetivos centrales: promover la inclusión laboral; generar oportunidades de empleo y capacitación a los trabajadores que participen en la ejecución de las obras y la gestión cultural, y contribuir a la consolidación de la identidad cultural local, teniendo como eje la figura del senador Alfredo Palacios que vivió en esta casa entre los años 1878 y 1965.

La obra, que tendrá una duración de 6 meses, prevé una refacción integral de la Casa Museo, incluyendo estructuras, mampostería, techos, instalaciones de electricidad y sanitarias, restauración de vidrios y herrajes, y pintura general.

Una vez finalizado el proyecto, la Casa Museo contará con un espacio para el desarrollo de talleres culturales, una sala de clasificación de material de archivo de la vida y obra de Palacios, un salón auditorio y la importante biblioteca con más de 30.000 volúmenes, epistolarios con los hombres más prominentes de su época, documentos y manuscritos originales.

Las Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario son espacios destinados a promover la participación de la comunidad en distintas actividades culturales y educativas, a fomentar la reflexión en torno a la historia y el futuro de cada localidad y del país en general. A partir de la construcción de este espacio, cada una de las comunas cuenta con un cine y teatro que se construyen en la sede para el desarrollo de programas, actividades y eventos organizados por la Secretaría de Cultura de la Nación, la Casa Nacional del Bicentenario, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), el Instituto Nacional del Teatro (INT) y demás organizaciones e instituciones que desarrollan actividades de promoción cultural en la localidad. Se brinda capacitación y se generan oportunidades de empleo en la actividad de la construcción a los trabajadores desocupados que intervienen en la ejecución de esta obra de infraestructura cultural comunitaria, como así también, a aquellos que se ocupen de su puesta en funcionamiento.