La recaudación de junio creció en términos reales y se ubica en el primer semestre en niveles pre pandemia

 


En junio, la recaudación tributaria registró un crecimiento de 69,0% i.a [1] , una suba por encima del aumento de los precios del periodo. El incremento se explica por una baja base de comparación en 2020 y por la recuperación de la actividad respecto a los niveles del año pasado.

Así, la recaudación acumulada al sexto mes del año se encuentra prácticamente en niveles pre-pandemia, a pesar de la prórroga de ciertos vencimientos y la desaceleración de los recursos por las medidas sanitarias en el marco de la segunda ola por el COVID -19.

En particular, en junio se destaca la evolución de los tributos que responden con mayor inmediatez a la actividad económica, que registraron un incremento de 81,2% i.a. Este grupo se encuentra conformado por el impuesto a los Combustibles (120,6% i.a.), el IVA (85,0% i.a), impuestos Internos (31,5% i.a.) y el Impuesto a los Créditos y Débitos (73,6% i.a.); este último continúa afectado por la exención al sector Salud.

Resulta relevante mencionar la dinámica del Impuesto a las Ganancias (47,3% i.a.). Al igual que en mayo, estuvo afectada por la reducción de las retenciones sobre las rentas de trabajadores en relación de dependencia por el incremento de las deducciones personales. Asimismo, se postergó el vencimiento del saldo de Declaraciones Juradas de Personas Humanas, que se trasladó a agosto.

Los tributos del comercio exterior continuaron mostrando un buen desempeño. Los Derechos de Exportación crecieron (138,5%i.a.); por su parte, los Derechos de Importación y Tasa Estadística aumentaron en su conjunto (114,8% i.a.).

La recaudación asociada a la seguridad social se incrementó en un 52,9% i.a., donde los Aportes Personales exhibieron una suba de 54,3% i.a. y las Contribuciones Patronales crecieron 53,1% i.a. El aumento de este último se encuentra disminuido por las exenciones que ha desplegado el Estado Nacional para acompañar al sector de la Salud, los sectores críticos del programa REPRO II y las provincias del Norte Grande, en el marco de la pandemia.

Por último, la recaudación de Bienes Personales mostró un crecimiento de 68,1%, a pesar de la postergación del vencimiento para los pagos de los saldos de Declaración Jurada para el mes de agosto.

Más allá del efecto de las medidas de aislamiento que se tomaron en el marco de la pandemia, se observa un mejor desempeño de los recursos asociados a la actividad económica respecto al mes anterior. Así, tanto las medidas para la asistencia y recuperación del empleo que despliega el Estado Nacional como el avance de la vacunación permiten ser optimistas sobre la recuperación de la actividad y su impacto positivo en los ingresos del Estado.

[1] Esto no incluye lo percibido en concepto de ingresos no tributarios por facilidades de pago asociadas al Aporte Solidario y Extraordinario (Ley N° 27.605), que ascendió a $24.771 millones en el mes en curso.


Descargas

Recaudación - Completa - 2021-06 (0.1 MB)

    Descargar archivo