La PSA y UP acordaron mejorar y garantizar la cobertura de salud a retirados y pensionados de la Fuerza

A partir del 1 de enero de 2021.


Con el objeto de mejorar el bienestar de las y los retirados y pensionados de la fuerza, el director nacional, José Glinski, y el presidente de la obra social Unión Personal (UP), Mariano Macedo, suscribieron un nuevo convenio para garantizar la cobertura de los tratamientos y servicios médicos para dicho personal y su grupo familiar.

A partir del 1º de enero próximo, el personal de la PSA retirado y su grupo familiar primario, como así también el que ostente la calidad de pensionado, resultará beneficiario de las prestaciones médico asistenciales correspondientes al “Plan Classic” de UP, por lo que recibirá idénticos beneficios a los que percibe el personal en actividad. Para ello es requisito que se encuentren afiliados a esta obra social o que lo hagan dentro de los próximos 90 días de haber sido notificado de los términos del nuevo convenio. En cambio, para los trabajadores en actividad será requisito permanecer afiliados a UP durante, al menos, los últimos cinco años de su servicio.

Asimismo, otra de las ventajas del nuevo acuerdo es que los beneficiarios del mismo tendrán la posibilidad de optar por un plan superador de Accord Salud, abonando las diferencias que correspondieren.

“Para nosotros es muy importante este logro porque era una demanda histórica y una injusticia, sobre todo para quienes habían dedicado tanto tiempo de trabajo al Estado en general y en particular a la PSA”, dijo Glinski.

De esta manera será reparada la situación prestacional de al menos 430 familias que integran la fuerza, dando así respuesta a los múltiples reclamos que surgieron a partir del último acuerdo firmado entre la PSA y la obra social, en 2012.

Desde entonces los retirados y pensionados que no poseían la antigüedad mínima como afiliados estaban imposibilitados de acceder a los servicios de un plan prestacional, y los que sí cumplían esa condición, accedían a la cobertura mínima del “Plan UP10”, sufriendo la discontinuidad en los servicios de salud de los que gozaban mientras estaban en actividad.

Macedo, por su parte, expresó: “Con este convenio queremos honrar el principio de solidaridad de la obra social y la mejor forma de hacerlo es asegurar a todos los mismos beneficios. Como bien dijo José, lleva un esfuerzo mutuo y el resultado es una mejora sustancial para el personal en situación de retiro de la fuerza al garantizar la igualdad de condiciones que el personal activo”.

La importancia de la firma de este convenio deriva de la necesidad de otorgar una cobertura integral de salud tanto al personal en actividad como al retirado de la fuerza, ya que la PSA no es beneficiaria de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, ni tampoco se encuentra comprendida en las previsiones de la Ley N° 19.032.


Descargas