La PSA incautó más de 14 kilos de cocaína y marihuana ocultos en encomiendas

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) secuestró más de 14 kilos de cocaína y marihuana, tras realizar controles preventivos desplegados en la ciudad de Rosario.


El trabajo de la PSA forma parte de los avances que viene produciendo la Unidad Ministerial Rosario (UMR), puesta en marcha en dicha ciudad por el Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Sabina Frederic, en su trabajo para neutralizar el delito complejo y el tráfico de drogas ilegales. En el mismo sentido, el despliegue realizado por las y los oficiales de la PSA contribuye a una mayor articulación de la UMR con el Poder Judicial con asiento en dicha ciudad.

En uno de los procedimientos –y siguiendo operativos que ya ha realizado la fuerza de seguridad federal-, los efectivos detectaron dos encomiendas sospechosas mientras realizaban los controles de equipajes mediante tecnología con rayos X en el centro de paquetería y logística que tiene el Correo Argentino en dicha ciudad. Las encomiendas detectadas provenían de Resistencia (Chaco), y tenían como destino la ciudad de Salta.

Ante la mencionada sospecha, y tras informar a la autoridad judicial correspondiente, el Juzgado Federal Nº 3 de Rosario, a cargo de Carlos Alberto Vera Barros, ordenó la apertura de ambos paquetes y el personal de la PSA constató que en las cajas había en total 14.039 gramos de marihuana.

El director nacional de la PSA, José Glinski, explicó que “el tráfico de drogas de base orgánica mediante métodos despersonalizados de envío es algo que se reproduce tanto a nivel local como internacional, por los menores riesgos que conllevan para quienes los realizan”.

Por otro lado, la misma fuerza secuestró un segundo cargamento en las inmediaciones del Peaje General Lagos (Autopista Rosario - Buenos Aires), donde la PSA y la Gendarmería Nacional estaban realizando controles en el marco del Dispositivo de Seguridad Ciudadana.

Allí, mientras estaban inspeccionando el equipaje de un micro que circulaba en dirección a Buenos Aires, las y los oficiales de la PSA hallaron más estupefacientes, esta vez mediante un equipo móvil de rayos X. Tras la apertura, ordenada por el mismo juzgado interviniente, se constató que en un envío había 506 gramos de clorhidrato de cocaína.

“Es muy positivo que estas encomiendas se hayan detectado en circuitos terrestres, donde, por la cantidad de movimiento interno de personas y mercancías, se dificultan los controles y las detecciones del tráfico de drogas. Esto indica que se han mejorado estos dispositivos de las fuerzas de seguridad, producto de un trabajo articulado entre distintas agencias estatales, tal como nos encomendó la ministra de Seguridad, Sabina Frederic”, finalizó Glinski.