La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que la OIT “debería estar en el G 20”

Cristina Fernández de Kirchner, acompañada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el canciller Jorge Taiana, clausuró el 21 de abril el seminario internacional de la OIT que se realizó en el Palacio San Martín. Allí sostuvo que “al G20 le falta la pata de los trabajadores y los empleadores, que están en este organismo”. La Presidenta repasó el crecimiento económico del mundo en los últimos años y fustigó la tendencia neoliberal de retirar al Estado, dejar todo en manos del mercado y “pretender que la riqueza genera trabajo y no al revés”.


Cristina Fernández de Kirchner, acompañada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el canciller Jorge Taiana, clausuró el 21 de abril el seminario internacional de la OIT que se realizó en el Palacio San Martín. Allí sostuvo que “al G20 le falta la pata de los trabajadores y los empleadores, que están en este organismo”.

La Presidenta repasó el crecimiento económico del mundo en los últimos años y fustigó la tendencia neoliberal de retirar al Estado, dejar todo en manos del mercado y “pretender que la riqueza genera trabajo y no al revés”.

Dijo también que invitará al presidente de Brasil, Luiz Inácio “Lula” Da Silva, para promover en conjunto el ingreso de la OIT al G20, para que trabajadores y empresarios participen de los debates. “Enviar a la OIT una carta con lo que se ha resuelto en el G20 no es apropiado ni práctico, porque en los trabajadores y empleadores está la gran solución del problema de la crisis“, señaló.

Consideró que los sindicatos están entre los “más afectados por la crisis y son los más interesados en que la crisis se resuelva“, aunque aclaró que también los “banqueros y empresarios quieren una solución”. “Pero ellos tienen resto y los que no tienen resto son los trabajadores“, advirtió, recalcando que “su presencia es parte de la solución”.

Trazó un paralelo entre el surgimiento de la OIT luego de la primera guerra mundial y del justicialismo en Argentina luego de la segunda: “Allí fue cuando surgió esta idea de que el capital y el trabajo podían tener un desarrollo armónico, y que el trabajador era el generador de la riqueza y grandeza“