La Policía de Seguridad Aeroportuaria realiza controles en el correo de Monte Grande

Como parte del convenio celebrado entre el Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Sabina Frederic y el Correo Oficial de la República Argentina para prevenir el tráfico de sustancias ilegales, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizó esta mañana un operativo en el centro de distribución de la empresa postal ubicado en la localidad de Monte Grande, provincia de Buenos Aires.


Diez oficiales, dos binomios cinotécnicos y equipos de rayos X instalados en un vehículo de desplazamiento rápido (ScanVan), conformaron el operativo que la PSA desplegó para controlar los envíos que, procedentes de diversas provincias del país, llegan a esa terminal.

El director nacional de la Lucha contra el Narcotráfico, Pablo Vera, estuvo presente en la principal planta de procesamiento y clasificación de paquetería del Correo Argentino y expresó: “Estamos haciendo un trabajo muy importante de inspección con la PSA, sus equipos de rayos X y perros entrenados, en el marco de una política de colaboración con el Correo Argentino. Queremos evitar el transporte de sustancias ilícitas a través de encomiendas u otras formas de correspondencia existentes”, tal como establece el Convenio suscripto el 21 de septiembre de este año entre ambas agencias.

Por su parte, el gerente de Seguridad de la empresa, Victor Ruiz, agradeció la rúbrica de aquel convenio que permitirá capacitar al personal para identificar las encomiendas que pudieran llegar a tener material sospechoso. “Estamos convencidos que el correo es un medio de transporte que podría facilitar este tráfico por lo cual queremos colaborar para que eso no ocurra”, dijo.

A partir de ahora, y como parte de su estrategia de trabajo, los controles preventivos de la PSA sobre cartas y encomiendas serán aleatorios y sorpresivos. El Convenio de Cooperación, Colaboración y Capacitación firmado el lunes pasado tiene como objetivo avanzar en el trabajo conjunto entre ambos organismos y en la formación de las y los trabajadores del Correo, para aportar en la prevención del tráfico de estupefacientes y precursores químicos, psicofármacos de venta limitada y otros elementos ilícitos.