La PFA evitó que transportaran de manera ilegal 75 mil kilos de maíz a granel

En la tarde de hoy, y como resultado del refuerzo de controles dispuesto por Sabina Frederic para prevenir los delitos económicos, la vulneración del código aduanero y ejercer una tarea de inspección exhaustiva sobre camiones de transporte en las principales rutas del país y en las zonas de frontera, personal de la Policía Federal secuestró 75 toneladas de maíz a granel que intentaban ser transportadas de manera ilegal en dos camiones que se dirigían hacia el Estado Plurinacional de Bolivia.


El operativo se efectuó en horas de la tarde y fue el resultado de tareas de investigación realizadas por las y los miembros de la división Unidad Operativa Federal Salvador Mazza de la PFA. Las y los uniformados lograron establecer que se realizaría el transporte de granos desde el territorio argentino hacia el país vecino a través de pasos no autorizados. Tras correlacionar elementos surgidos de las pesquisas e indicadores geo-referenciales sobre la operatoria criminal, la PFA desplegó su accionar en las proximidades del paraje La Iluminada, localidad de Aguaray.

De esta manera, las y los trabajadores de la fuerza dependiente de la cartera de Seguridad de la Nación montaron el operativo sobre el kilómetro 18 de la Ruta Provincial N° 54, donde interceptaron la marcha de los dos camiones de carga, sospechosos del pretendido delito.

Al registrar el cargamento de ambos rodados, el personal policial verificó que, entre los dos camiones, transportaban 75 toneladas de maíz a granel, sin la documentación respaldatoria que exige la normativa, precisamente para evitar la comisión de este tipo de ilícitos.

Como consecuencia, tras ser informada de la detención de los rodados, la Fiscalía Descentralizada de San Ramón de la Nueva Oran, a cargo del Dr. José Luis Bruno, Secretaría a cargo de la Dra. María del Carmen Núñez, dispuso el secuestro de los camiones y mercadería, mientras que los conductores quedaron supeditados a la causa.

El decomiso de 75 toneladas de maíz se suma a las enormes incautaciones que se vienen produciendo desde 2020 y que han mostrado un incremento significativo en la efectividad de los controles que viene ordenando la gestión de Frederic para neutralizar delitos complejos que, como muestra este caso, además de afectar a las arcas públicas y derivar en la acumulación ilegal de capital, reducen el acceso a la alimentación de la población.