La participación del ANM en el juicio por la causa Ford


El fallo del Tribunal Oral Federal N°1 de San Martín estableció el 11 de diciembre pasado penas de entre 12 y 15 años para ex directivos de la empresa automotriz y un militar. Se esclarecieron en la causa delitos de lesa humanidad cometidos por miembros del Ejército Argentino, Fuerzas de Seguridad y empresarios de la Fábrica Ford Motors Argentina (planta General Pacheco), durante el terrorismo de Estado en Argentina.

El juicio se sustanció durante todo el 2018. Su primera audiencia fue el 19 de diciembre de 2017 y, desde entonces, el Archivo Nacional de la Memoria (ANM) participó del debate adonde declararon primero los ex trabajadores, luego sus familiares y también los testigos de los hechos ocurridos entre marzo de 1976 y el mismo mes de 1977. Todos relataron cómo 17 de los 24 ex trabajadores fueron secuestrados en sus puestos de trabajo y conducidos a los quinchos del sector recreativo de la propia fábrica para ser torturados; cómo esos quinchos funcionaron de centro clandestino de detención y cómo finalmente fueron llevados a diferentes lugares de detención como las comisarías de Maschwitz y de Tigre.

Asimismo, narraron que permanecieron un tiempo secuestrados en calidad de detenidos-desaparecidos, siendo posteriormente blanqueados y puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, cerrándose el circuito represivo con sus traslados a diferentes dependencias del Servicio Penitenciario Federal, como la Unidad de Devoto, la Unidad 9 de La Plata y la Unidad de Sierra Chica.

Por otro lado, se pudo conocer que los directivos de Ford confeccionaron listas con los trabajadores que habían participado de actividades gremiales, que la automotriz alojó y facilitó vehículos para los “traslados” a los militares y que envió telegramas de suspensión por “faltar sin aviso” a los obreros secuestrados.

Además, el ANM participó de las inspecciones oculares a las instalaciones de las comisarías antes mencionadas y a la planta de la fábrica en General Pacheco, y acompañó a los extrabajadores, a través de un registro fotográfico y fílmico, en su recorrido junto a los jueces Osvaldo Facciano, Mario Gambacorta y Eugenio Martínez Ferraro.