Presidencia de la Nación

La Orquesta Sinfónica Nacional en el Centro Cultural Kirchner

El viernes 22 de abril a las 20 h se presenta en forma gratuita con obras de A. Williams, A. Schnittke y A. Dvorak.

La Orquesta Sinfónica Nacional continúa con su ciclo de presentaciones gratuitas en el Auditorio Nacional del Centro Cultural Kirchner (Sarmiento 151, ciudad de Buenos Aires).

En el concierto del próximo viernes 22 de abril a las 20 h, la Orquesta estará dirigida por Ezequiel Silberstein, como director invitado, con la participación especial del pianista Claudio Espector.


Claudio Espector. Imagen: Dirección Nacional de Organismos Estables

El repertorio abarcará las obras Segunda obertura de concierto, de Alberto Williams; Concierto para piano y cuerdas, de Alfred Schnittke y Sinfonía N° 7, en re menor op 70, de Antonin Dvorak.

El director invitado en este concierto es Ezequiel Silberstein, licenciado en Artes Musicales, con especialización en Dirección Orquestal, de la Universidad Nacional de las Artes, donde estudió bajo la tutela del Maestro Mario Benzecry. Continuó sus estudios en la Escuela de Música “Buchmann-Mehta” de la Universidad de Tel Aviv, Israel graduándose con honores de la Maestría en Dirección Orquestal.


Ezequiel Silberstein. Imagen: Dirección Nacional de Organismos Estables

Desde 2018 se desempeña como regente y director musical de la Academia Orquestal del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y como profesor de la cátedra de Dirección Orquestal en la Universidad Nacional de las Artes. Fue director musical asistente de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, entre 2017 y 2019.

Recibió un premio Grammy de la Academia Norteamericana de grabación y dos premios Grammy Latinos por la dirección de la Nashville Recording Orchestra en el álbum La Conquista del Espacio, del cantautor argentino Fito Páez.

Entre 2010 y 2014 fue director practicante y adjunto de la Orquesta Sinfónica Juvenil Nacional “José de San Martín”.

Trabajó como maestro preparador de la Orquesta de Cámara de Israel (2015) y de la Orquesta Juvenil “Eduardo Mata” de la UNAM para la presentación mundial del disco Canciones para Aliens, de Fito Páez, en Ciudad de México (2011).

Colabora frecuentemente con el compositor y pianista Leo Sujatovich. Dirigió la grabación de su obra Las Ilusiones Argentinas, disco ganador del Premio Gardel, Mejor Álbum de Música Clásica 2018.

Ezequiel Silberstein habla acerca de como vive la experiencia de dirigir la Orquesta Sinfónica Nacional y cuenta las particularidades del repertorio que se interpretará en este concierto.

¿Qué le moviliza dirigir la Orquesta Sinfónica Nacional?

-Para mí es un sueño muy grande, cumplido. Cuando era un joven estudiante de dirección orquestal iba todos los viernes, al Auditorio de Belgrano, a ver al maestro Pedro Ignacio Calderón con la Orquesta. Es una parte muy importante de mi formación. Siempre uno, como público, cuando estudia, tiene sus sueños, sus anhelos, de poder estar ahí dirigiendo. En el 2017 tuve la oportunidad de dirigir unos conciertos didácticos y, en 2019, preparar una Sexta de Mahler, pero este es mi debut oficial en el ciclo de conciertos. Es un sueño cumplido y estoy muy contento. Es la Orquesta de todos los argentinos, ni más ni menos, y es un orgullo absoluto ser parte de este concierto.


Imagen: Dirección Nacional de Organismos Estables

¿Qué características tiene el repertorio a ejecutar en esta oportunidad?

-Es un concierto muy especial porque las obras que vamos a interpretar son obras que se tocan muy poco. Esto es un gran atractivo, tanto para la Orquesta como para el público.

Este año la Orquesta Sinfónica Nacional está homenajeando a Alberto Williams, en el 70°aniversario de su muerte. En este concierto interpretaremos la Segunda obertura que él le dedica a Dardo Rocha, escrita con un estilo absolutamente europeo, a través de la formación que tuvo Williams en Paris. Es una mezcla, con algunos tintes de folclore argentino, pero con una visión muy europea típica de comienzos del siglo XX.

La obra con solistas es de los puntos más altos del programa. El Concierto para piano y cuerdas, de Schnittke, es súper contemporáneo, porque la obra fue compuesta en 1979 y es espectacular. La escritura para la orquesta de cuerdas está hecha de una manera que parece ser tres orquestas en una. Es increíble como expande toda la técnica y las posibilidades. La participación del piano es fantástica y tocado por Claudio Espector de una manera magistral, que es un gran especialista en este repertorio.


Ezequiel Silberstein y Claudio Espector. Imagen: Dirección Nacional de Organismos Estables

Por último la Séptima Sinfonía de Dvorak, no es una sinfonía que se toque muy seguido, pero es hermosa. Tiene bastante dificultad, técnicamente hablando, pero es una sinfonía muy interesante. Dvorak aquí está muy interesado en el estilo alemán, entonces tiene reminiscencias tanto a Wagner, como a Brahms y a Mendelsshon y la orquesta la fue tocando de una forma fabulosa.

La entrada es gratuita, solo con reserva previa a través de la web del Centro Cultural Kirchner.Todas las personas que asistan deben estar previamente registradas (inclusive menores de edad, que en todos los casos deberán ingresar en compañía de un adulto). No se podrá realizar reserva de entradas en el lugar.

Imagen portada: Dirección Nacional de Organismos Estables

Scroll hacia arriba