La Oficina Anticorrupción insistió con el embargo de las cuentas de Lázaro Báez en Bahamas


La Oficina Anticorrupción (OA), en su calidad de querellante en la causa “Báez, Lázaro Antonio y otros s/encubrimiento”, insistió con el embargo de las cuentas de Lázaro Báez detectadas recientemente que provenían del dinero de origen ilícito depositado en cuentas en Suiza a nombre de los hijos de Báez, según se determinó en el marco del proceso por lavado de activos que se le sigue ante el Tribunal Oral N° 4.

La defensa de los imputados, ante la Suprema Corte de la Mancomunidad de Las Bahamas, pretende el levantamiento de las medidas precautorias decretadas sobre los fondos depositados en la banca de dicho país, argumentando que no existe el delito previo, necesario para la existencia de lavado de activos. La OA contestó dicho traslado recalcando que las expresiones vertidas por la defensa no se ajustan a la realidad y resultan contradictorias con constancias de la causa que tramita ante el Tribunal Oral N° 2, donde se encuentra probada la adjudicación irregular y fraudulenta de contratos de obra pública vial en la provincia de santa cruz a las empresas constructoras de Báez direccionados por la gestión del gobierno anterior.

Entonces, la Oficina solicitó que se insista con la cautela del dinero por tratarse del producto de una maniobra de lavados de activos provenientes de la corrupción. La solicitud de cautela se sostiene, además, en que se encuentran reunidas las condiciones para la acción de extinción del dominio del dinero a favor del Estado Argentino en los términos del vigente Decreto 62/2019.

La OA solicitó al Tribunal que se requieran los antecedentes de las presentaciones de las partes ante la autoridad judicial de Bahamas a efectos de establecer si existieron ocultamientos deliberados en la información remitida por los letrados de los interesados en la Argentina, que pudieran constituir eventualmente actos punibles enderezados a la desaparición del dinero.

Además, la defensa de la familia Báez denuncia “persecución mediática e ilegal” y doble juicio por el mismo delito, manifestando que ya existirían otras causas en las cuales se habría determinado la inexistencia de delito. La OA recalcó que tal persecución no existe y que los implicados cuentan con todos los derechos y garantías de nuestra Constitución Nacional, como así también de los Tratados Internacionales a los cuales Argentina adhirió. Además, señaló que el planteo de cosa juzgada ya fue analizado y rechazado en la causa actualmente en trámite ante el Tribunal Oral N° 2.