La Oficina Anticorrupción denunció por enriquecimiento ilícito a Carlos Zannini y a un presunto testaferro


La Oficina Anticorrupción solicitó que la justicia investigue si Carlos Zannini se enriqueció de forma ilícita durante su paso por la función pública. La investigación de la OA comenzó a partir de dos denuncias anónimas que indicaban que Carlos Zannini, ex secretario legal y técnico durante la presidencia de Cristina Kirchner, estaba realizando compra de inmuebles en la localidad cordobesa de Villa María a través de un testaferro.

Los denunciantes señalaron que Zannini compró “decenas de inmuebles” a través de Daniel Souto, el dueño de una gomería de Villa María.

La Oficina realizó pedidos de información a NOSIS, Migraciones, Veraz, Banco Central de la República Argentina (BCRA), Registro de la Propiedad Inmueble de la Capital Federal (RPI), Registro de la Propiedad Automotor (RPA), Dirección Provincial del Registro de la Propiedad de Buenos Aires, Dirección General de Registros Públicos de Santa Cruz, Dirección del Registro General de Córdoba y ARBA, entre otros. Además contó con la colaboración de la División Anticorrupción de la Policía Federal.

Souto estaba inscripto como monotributista en la categoría de hasta 25.000 pesos. A pesar de esto figura como dueño de propiedades y vehículos y como presidente de distintas sociedades.

El Registro General de la Provincia de Córdoba señaló 19 propiedades que pertenecen a Souto o su mujer, destacándose dos campos y un complejo de cabañas. Además, el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Salta informó que Souto es dueño de un campo de más de 9000 hectáreas en Orán. En esa localidad también tiene inscripta una camioneta Hilux.
“A partir de los datos recabados en AFIP y ANSES de Daniel Souto y su familia, se podría suponer, prima facie, que su nivel de vida no condice con sus ingresos, pudiéndose destacar en este punto que, al momento de la investigación, el grupo familiar cuenta con 21 inmuebles y 8 vehículos”, se señala en la denuncia de la OA.

“Entendemos que Carlos Alberto Zannini se habría enriquecido ilícitamente durante el ejercicio de su cargo, adquiriendo distintas propiedades, al menos, en la provincia de Córdoba, y que habría utilizado a Daniel Alejandro Souto con el objeto de enmascarar y ocultar dicha titularidad para no ser detectado por los organismos de control”, concluye.

En su denuncia, la Oficina dijo que “los diarios locales destacan la abrupta aparición de Souto en el mercado inmobiliario, con expresiones tales como "Daniel Souto irrumpió en el mercado inmobiliario villamariense hace tan sólo un par de años. Sus emprendimientos e inversiones millonarias no pasaron desapercibidas en quienes participan de esa actividad" o "Daniel Souto. Desde que llegó al mercado inmobiliario lo comenzó a mover fuerte."

La denuncia quedó radicada en el Juzgado Federal Número 12 a cargo del Dr. Sergio Torres.


Descargas

Denuncia por enriquecimiento ilícito contra Carlos Zannini (2.15 MB)

    Descargar archivo