La OAVL y más de 90 sindicatos repudian el fallo a favor de los fondos buitres

La Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL) del Ministerio y más de 90 sindicatos firmantes del acta compromiso “Por un trabajo digno, sin violencia laboral” manifestaron su repudio al fallo.


La Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral y más de 90 sindicatos firmantes del acta compromiso “Por un trabajo digno, sin violencia laboral”, manifiestan:

El desendeudamiento y la reestructuración de la deuda externa realizado desde 2003,

permitieron al Pueblo Argentino

recuperar su soberanía poniendo el capital al servicio de la economía, llevando adelante políticas sociales y económicas que recuperaron la dignidad del trabajo.

Ello permitió la industrialización del país con la generación de más de 5 millones de puestos de trabajo, la recuperación de las paritarias, la realización de las convenciones colectivas de trabajo y la reducción en más de 20 puntos del trabajo no registrado.

A la vez, la estatización de Aerolíneas Argentinas y Aysa, la recuperación de los fondos de los aportes de los trabajadores mediante la estatización de las AFJP y la nacionalización de YPF son medidas que construyen la independencia económica necesaria para seguir generando beneficios a favor de los trabajadores y políticas de inclusión para los sectores del pueblo aun excluidos.

El fallo a favor de los fondos buitres viene a destruir el proceso ganado y pretende dejar a la Argentina sin reservas obligándola a endeudarse para quedar nuevamente sometida a las políticas neoliberales idénticas a las de las dictaduras cívico-militares y de los años noventa, que llevaron a nuestro país a la peor crisis financiera, económica, política y social de su historia:

vaciamiento del Estado, privatizaciones, cierre de fábricas, despidos masivos, rebajas salariales, miseria,

marginalidad y las estafas impunes del canje, megacanje, y blindaje financiero externo.

Por todo lo expuesto, repudiamos el fallo del juez estadounidense Griesa y ratificamos nuestras banderas históricas de Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social.