La OA presentó un documento sobre corrupción, derechos humanos y género

Se desarrolló un conversatorio para presentar y debatir el documento “Corrupción, patriarcado y derechos humanos: el género del poder”.


El jueves 29 de julio se desarrolló un conversatorio para presentar el trabajo elaborado por Christian Gruenberg, consultor de la OA, en el marco del Proyecto “Cooperación para la implementación de políticas de transparencia y control de la corrupción aplicados en conjunto en gobiernos provinciales” con apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

El documento ofrece un mapa conceptual para la incorporación de un enfoque de género y derechos humanos en el desarrollo de políticas públicas en materia de integridad y transparencia. De la actividad participaron más de 120 personas entre las que se encontraban enlaces de integridad, funcionarios y funcionarias del ejecutivo nacional, concejalas y representantes de organizaciones no gubernamentales.
Durante la apertura, Félix Crous, Titular de la OA expresó: “Vamos a presentar un documento que muestra las limitaciones que existen hoy para pensar la agenda de corrupción aislada de la perspectiva de género y derechos humanos”; y agregó: “Lo que nos proponemos es reflexionar acerca de los modos en los que se organiza y ejerce el poder, por ejemplo, alrededor de lo que se ha llamado la burocracia callejera, que implica, justamente, el abuso de poder sobre ciudadanos y ciudadanas”.

En esta línea, al momento de presentar el documento, Christian Gruenberg remarcó: “Solo desde una perspectiva de derechos humanos y género con enfoque interseccional vamos a poder pensar políticas públicas de integridad y transparencia que destruyan los estereotipos, prevengan la revictimización y habiliten a pensar en un mundo más diverso, justo y libre de corrupción”.

Asimismo, reflexionaron acerca del cruce entre corrupción y género las especialistas Monique Altschul, Directora de la Fundación Mujeres en Igualdad; Paula Canelo, Investigadora del CONICET y miembro de la Red Federal de Estudios Multidisciplinarios sobre Integridad y Corrupción; María Andrea Garmendia Orueta, Fiscal de Investigaciones Administrativas de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas;María Higonet y Marcela Cortiellas, integrantes de la Red Federal de Concejalas de la Federación Argentina de Municipios.

De esta manera, Monique Altschul comentó los puntos más relevantes del trabajo que desde hace años realizan desde la Fundación y expresó: “La corrupción crea barreras que dificultan el acceso de las mujeres a servicios básicos y reduce su ingreso, reforzando, así, su marginalización social y económica”.

A continuación, Paula Canelo, desarrolló el vínculo con el universo académico y remarcó “tenemos que avanzar en la construcción de una agenda de investigación sobre corrupción y género porque, más de una vez, se señaló que hay una ausencia de investigaciones y de datos concretos que sirvan como punto de partida sólidos para la propuesta de políticas públicas más eficientes”.

A su turno, María Andrea Garmendia Orueta, dio a conocer cómo desde la Procuraduría trabajan en dos líneas de investigación que cruzan corrupción y género: por un lado, la sextorción, entendida como una manifestación de abuso de poder para obtener un favor sexual, es decir una forma de corrupción en la que el sexo es una modenada de cambio; y por otro lado, la corrupción de agentes públicos como facilitadora de la trata.

Para cerrar el panel, María Higonet habló acerca de la experiencia territorial de los gobiernos municipales: “Si hay una espacio en donde la construcción de poder es desigual es el político, lo que se traduce en una desigualdad en la representación de los ciudadanos y ciudadanas”. En este sentido, su compañera, Marcela Cortiellas afirmó: “la mayor prevención que podemos hacer para aportar a la integridad y a la transparencia es tener un eje claro de derechos humanos y en consecuencia entender que sin perspectiva de género y sin feminismos interseccionales no hay derechos humanos”.

Finalmente, Natalia Torres, Directora Nacional de Ética Pública, agradeció a todas y todos por la participación y destacó la importancia de que exista un interés en la investigación e implementación de políticas públicas desde la perspectiva propuesta: “La agenda de derechos humanos y género es una agenda anticorrupción. El punto es cómo diseñar políticas incorporando el enfoque de derechos humanos. El desafío está en cómo vamos sumando esta mirada interseccional en el diseño de las políticas de integridad y transparencia”.