La muestra temporaria EL MUNDIAL EN LA ESMA se puede visitar hasta el 31 de agosto

A 40 años del Mundial 78 y en el año del Mundial de Rusia, el Museo Sitio de Memoria ESMA montó una exhibición temporaria con testimonios, objetos y vivencias de sobrevivientes que pasaron el campeonato organizado por la dictadura cívico-militar estando detenidos desaparecidos en el centro clandestino de la ESMA.


A poco más de diez cuadras del estadio de River Plate donde se iniciaba el campeonato mundial de fútbol de 1978, los secuestrados en el centro clandestino de la ESMA escucharon la celebración entre tormentos, grilletes y capuchas, pero también encontraron ciertas líneas de fuga que les devolvieron momentos de humanidad. Esa rara vida en la ESMA fue una de las singularidades de este campo, y en numerosas ocasiones logró burlar el horror hasta atenuar la presencia del miedo. Por la ESMA pasaron unos cinco mil hombres, mujeres y niños. Cerca de 60 personas sobrevivieron al Mundial.

Esta muestra temporaria recoge las vivencias de la cotidianidad en la ESMA durante el campeonato del mundo de 1978, con objetos y relatos brindados por los sobrevivientes en el Juicio a las Juntas de 1985 y en los Juicios ESMA que se realizan desde 2004.

Por primera vez son exhibidos objetos de la/os sobrevivientes del centro clandestino de la ESMA, realizados durante su cautiverio:

La “carterita” de Ricardo Coquet

Portadocumentos de cuero negro con bolsillo secreto confeccionado por un detenido desaparecido de la ESMA a pedido del Grupo de Tareas de la ESMA. En la cartera fueron trasladados documentos fraguados a París.

Credencial de Prensa:

Documentos fabricados en la ESMA para el ingreso del Lisandro Cubas a una conferencia brindada por Cesar Luis Menotti antes del partido inaugural del Mundial 78. En ese momento Cubas permanecía detenido desaparecido en la ESMA, y como parte del trabajo forzado, fue obligado a realizar esa entrevista.

Cartas españolas

Fabricadas en cartón por los detenidos desaparecidos durante su cautiverio.