La línea Urquiza ya cuenta con el sistema de frenado automático

Finalizó la instalación del sistema de detención automática de trenes en el ferrocarril Urquiza, el cual reduce al máximo el riesgo de accidentes. Las obras beneficiarán a 100.000 pasajeros y pasajeras que viajan diariamente entre la Ciudad de Buenos Aires y los municipios de Tres de Febrero, Hurlingham y San Miguel.


Trenes Argentinos Infraestructura, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación a cargo de Mario Meoni, finalizó la instalación del frenado automático de trenes en la línea Urquiza para proteger a pasajeros, pasajeras y personal ferroviario.

Esta tecnología de origen japonés se compone de tres dispositivos: un aparato sobre la vía (bobina), otro a bordo del tren y un semáforo al costado de la vía, que indican si se puede avanzar, si se debe detener o reducir la velocidad. Si la formación no respeta la indicación u omite una señal de advertencia se detiene automáticamente.

Como parte del Plan de Modernización del Transporte, se está instalando este mecanismo en todas las líneas del AMBA para garantizar un servicio más seguro. De esta forma, se pasará de un sistema dependiente del factor humano a uno automático, que lo independiza en un aspecto esencial de la operación como es el frenado.

Las obras contemplan la adecuación del señalamiento, la compra de tecnología y la instalación de los dispositivos en 200 formaciones y 410 km de vías.