La JST incorporó a las Cámaras de micros de larga distancia a la red colaborativa de la Investigación del COVID-1

Con la incorporación de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI), la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros (CEAP), la Cámara Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (CATAP) y la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA), la JST amplió la red colaborativa con la que está llevando adelante la investigación "Lecciones Aprendidas", para medir el impacto del COVID-19 en el sistema de transporte argentino. Una vez finalizada la investigación, los resultados podrán consultarse en el sitio web de la Junta: Investigación Covid-19


“Trabajar con todas las Cámaras es una oportunidad muy interesante. La idea es incorporar cuestionarios dirigidos a los trabajadores del sector, vinculados a la jornada laboral de los conductores de transporte a larga distancia. Necesitamos del conocimiento y la experiencia de las Cámaras”, subrayó Tomás Raspall, Director Nacional de Investigación de Sucesos Automotores de la JST.

Desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Transporte y la JST se encuentran trabajando de manera conjunta e integral entre todos los modos de transporte para avanzar en políticas que permitan garantizar que los usuarios que tengan que viajar lo hagan de la manera más segura posible.

Alejandro Covello, Investigador a cargo del estudio, expresó: “Agradecemos la predisposición que han tenido las Cámaras de micros de larga distancia para sumarse a trabajar en conjunto en esta investigación. Es la primera vez que se realiza una investigación de esta magnitud y que abarca a los cuatro modos. Buscamos que los resultados puedan ser diseños de políticas públicas para afrontar a futuro un evento de similares características”.

“Nos interesa mucho participar activamente en el tema de la jornada laboral de los trabajadores. Las leyes vigentes podrían ser más operativas. Necesitamos que evolucionen. Tenemos que ver cómo trabajamos en conjunto y con los mejores elementos técnicos disponibles para entender lo que el sector necesita”, remarcó Daniel Russo, Presidente de CELADI.

Por su parte, Roberto Garcia, Vicepresidente de CEAP, destacó: “Desde nuestra Cámara queremos poner el foco en la importancia del descanso del conductor entre una jornada y otra. Se toma ese periodo de tiempo como un momento para salir con amigos y no para descansar y estar en condiciones de hacer frente a la siguiente jornada de trabajo. Me gustaría que lo analicemos”.

Mientras que Gaspar Díaz Oliva, apoderado de CATAP, subrayó: “Estamos a disposición para colaborar en todo lo que esté a nuestro alcance. Vamos a facilitarle a la Junta el acceso a los trabajadores para que puedan obtener los datos que necesiten para el estudio. Creemos que es muy importante que el personal que se desempeña en los micros de larga distancia pueda ser escuchado”.

En esa misma línea se expresó Mauro Coglionese, directivo de AAETA: “Nos sumamos a colaborar con la Junta y quedamos a la espera del próximo paso, que sería el envío de las encuestas. Consideramos que la opinión de los trabajadores de primera línea es vital para este estudio. Por eso agradecemos que nos hayan tenido en cuenta para trabajar juntos”.

¿Qué son las “lecciones aprendidas en el sistema de transporte argentino”?

Las “Lecciones aprendidas en el sistema de transporte argentino” representan el conocimiento y la experiencia adquirida en el periodo de crisis por la pandemia por Coronavirus, a través de la reflexión sobre sus resultados y los factores críticos o condiciones que pueden haber influido. Son un modo de conocer y compartir la experiencia organizacional, documentada por sus miembros y en red colaborativa, para favorecer la gestión eficaz en futuros eventos de similares características.

¿Para qué sirve registrar “lecciones aprendidas”?

La utilidad de documentar lecciones aprendidas está ligada a su carácter colaborativo. Son registradas incluyendo la experiencia puntual de los actores claves de la organización que participaron en la gestión de la crisis y riesgos asociados.

El reporte será de carácter público con el fin de ser tomado en consideración por los entes reguladores, los entes fiscalizadores y otros actores claves del sector público y privado vinculado al transporte. Permitirá que el sistema de transporte argentino pueda valerse de experiencias previas sobre qué acciones llevar adelante y/o cuales reformular o evitar, en futuros eventos disruptivos mayores.