La identificación genética y el marco legal argentino

El BNDG participó de este workshop en donde se debatieron los marcos normativos vigentes y el desarrollo de software especializado para la investigación genética forense.


A fin de explorar cuestiones relacionadas con la creciente incorporación a los procesos judiciales de la identificación a través de perfiles de ADN y analizar el derecho comparado, se llevó a cabo en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) el wokshop “Identificadores genéticos para uso forense: bases para la elaboración de un marco normativo en la República Argentina”.

Del evento que tuvo lugar en el Polo Científico Tecnológico de Palermo participaron especialistas en genética forense, derecho penal y bases de datos de identificación de ADN. Estos actores contribuyeron desde sus respectivas áreas a una puesta en común, tendiente a generar conocimiento que permita elaborar un proyecto de ley que unifique los hoy dispares criterios con los que cuentan los bancos provinciales de datos genéticos forenses en nuestro país. La actividad estuvo coordinada por la Dra. Fabiana Arzuaga, integrante de la Comisión Asesora en Terapias Celulares y Medicina Regenerativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) estuvo presente a través de la disertación realizada por su directora, la Dra. Mariana Herrera durante el módulo dedicado a las bases de datos de identificadores de ADN. La titular del BNDG tocó aspectos relacionados con el trabajo de identificación genética y las funcionalidades del software de identificación GENIS, que actualmente se encuentra en etapa de prueba en el organismo. Adicionalmente, la experta aseguró: “La investigación preliminar es también clave para la identificación de una persona. La genética por sí sola no resuelve todo, y más en casos tan complejos como estos, en donde se halla ausente la generación de los padres”.


La Dra. Herrera realizó su aporte al tema desde la óptica de la identificación de personas desaparecidas por el Terrorismo de Estado.

Asimismo, en el módulo I se expusieron las características técnicas de la capacidad identificadora de los perfiles de ADN. En él tomaron parte el Dr. Carlos Romeo Casabona, catedrático de Derecho y Genoma Humano de la Universidad del País Vasco, España; y la Dra. Cecilia Bobillo, directora del Laboratorio de ADN de la Procuración General de la provincia de La Pampa.

El Dr. Casabona fue el único orador del módulo II, que versó sobre le uso de perfiles genéticos en el proceso judicial. Allí, el letrado se refirió a cuestiones tales como la valoración procesal de las pruebas de ADN; los derechos potencialmente afectados; el derecho a la intimidad y su niveles; y realizó un análisis de derecho comparado entre el caso español y su posible traslado a la Argentina.


De izquierda derecha: Casabona, Sibilla, Herrera, Dotto y Carbone.

El cierre estuvo a cargo del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, quien felicitó a los asistentes por instaurar una instancia de diálogo provechosa que posibilite no solo reflejar las realidades territoriales en la materia, sino también para la construcción de un marco legal federal.