“La idea de justicia abierta es ser un canal de comunicación con la ciudadanía”

El juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 13 porteño, a cargo de María Lorena Tula del Moral, cuenta con un canal de Youtube y una cuenta en Twitter desde donde explican e informan sobre las decisiones del tribunal.


Fue una experiencia que comenzó hace tres años. La jueza María Lorena Tula del Moral, a cargo del juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 13 de la ciudad de Buenos Aires, decidió implementar “una política de Justicia Abierta y Lenguaje Claro porque el objetivo es que la ciudadanía comprenda las decisiones de los magistrados, tanto en las resoluciones escritas como orales”, explicó la magistrada. “La idea de justicia abierta es ser un canal de comunicación con la ciudadanía”, agregó.

La experiencia está a tono con las políticas de gobierno abierto que se implementan desde el programa Justicia Abierta, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que conduce Germán Garavano.

Este programa está dentro del Eje Institucional sobre Transparencia y lucha contra la corrupción de la plataforma colaborativa Justicia 2020. En ese marco, el ministerio firmó convenios con organismos públicos y organizaciones de la sociedad civil y también el Portal de Datos Abiertos de la Justicia Argentina.

El juzgado tiene un canal de You Tube y una cuenta de Twitter (@jpcyf13). Es amplia y variada la información que publican. “Somos un juzgado abierto. Esta información nos sirve para implementar mejoras internas y metas a cumplir”, detalló Tula del Moral. El juzgado cuenta con un equipo de unas diez personas que, además de ejercer las funciones típicas de un tribunal, se encargan de implementar las herramientas de acceso a la Justicia para la ciudadanía.

Por un lado, tiene un “repositorio” con un Google Drive en el cual los abogados, los fiscales y los defensores pueden acceder a material de archivo de las causas en trámite, así como a la agenda de las audiencias, resoluciones y sentencias del juzgado.

Por otro lado, en el canal se publican videos educativos para que la ciudadanía conozca sus derechos y sus garantías, la composición de los integrantes del juzgado y sus curriculum y gustos, así como una rendición de cuentas e informes de gestión.

Las resoluciones están publicadas en un formato abierto para que la ciudadanía pueda reutilizar la información publicada por el juzgado. Desde resoluciones o sentencias, hasta videos explicativos con ilustraciones sobre el funcionamiento del poder judicial porteño y sus organismos así como las distinción de los delitos: por ejemplo: cuál es la diferencia entre una contravención, una falta y un delito.

Innovación y tecnología

En el contexto de un Poder Judicial poco afecto a los cambios tecnológicos, el juzgado porteño de Tula del Moral es una excepción. La magistrada explicó que “esta nueva vía es para intensificar el trabajo en relación a la educación ciudadana, resaltando la importancia de responder a la demanda que la comunidad de cuestiones que aparecen como técnicas o exclusivas de conocimiento jurídicos presentándolas de una manera llana y comprensible”.

Tula del Moral concluyó que “esta elección guía el norte de trabajo y su incidencia obliga a seguir profundizando el camino que, mediante el ejercicio de pensar, ampliar y modernizar los vínculos de conexión entre los ciudadanos y el Poder Judicial, buscan construir legitimidad frente a las demandas sociales”.

“Somos dos los juzgados que emprendimos este proceso de transparencia y esperamos que se puedan sumar a esta iniciativa”, cerró la magistrada, convocando así a sus pares nacionales y porteños. Ya están pensando en la implementación de encuestas de opinión y notificaciones por código QR. Un juzgado a la vanguardia digital.