La globalización afectó de distinta forma a mujeres y hombres

Con gran afluencia de participantes comenzó esta mañana el seminario “La dimensión social de la globalización: el mercado de trabajo, mirado desde una perspectiva de género”, organizado por la Comisión Tripartita (CTIO) del Ministerio de Trabajo junto con la Fundación Friedrich Ebert. Más de 200 personas, muchas de pie por haber superado el número de butacas, escuchaban en el Auditorio Islas Malvinas del edificio central de la cartera laboral los primeros paneles. Durante la jornada exponen destacados especialistas nacionales e internacionales en la temática de género y trabajo.


Con gran afluencia de participantes comenzó esta mañana el seminario “La dimensión social de la globalización: el mercado de trabajo, mirado desde una perspectiva de género”, organizado por la Comisión Tripartita (CTIO) del Ministerio de Trabajo junto con la Fundación Friedrich Ebert. Más de 200 personas, muchas de pie por haber superado el número de butacas, escuchaban en el Auditorio Islas Malvinas del edificio central de la cartera laboral los primeros paneles. Durante la jornada exponen destacados especialistas nacionales e internacionales en la temática de género y trabajo.

La apertura estuvo a cargo de la presidenta de la CTIO, Olga de Hammar, quien consideró que “el mundo está en un fuerte y grave proceso de transformación a partir de las consecuencias provocadas por la globalización” y remarcó que “estos procesos sólo se transforman a partir de una visión y una labor con el conjunto de la sociedad”. Por su parte el secretario de Empleo de esta cartera, Enrique Deibe, aseguró que “la globalización transnacionaliza las precarias condiciones laborales, profundizando la diferenciación entre géneros. Este proceso afecta más a las mujeres“, dijo.

Dentro del debate se destacó que el proceso de globalización llevó a un retiro del Estado de su antiguo lugar conciliador entre la actividad doméstica y lo laboral. En la misma línea, Estela Díaz, miembro de la Secretaría de género de la CTA, reflexionó sobre “la necesidad de recuperar políticas de estado en cuanto a la temática de género” y aseguró que “no demos olvidar la importancia que tiene las organizaciones de la sociedad civil en los triunfos de las mujeres en determinados lugares de la sociedad”.

El Seminario profundiza sobre el modo en que las políticas de los 90 afectaron el trabajo de mujeres y varones, con distintas particularidades. Cabe destacar que ellas sufrieron las consecuencias de estas políticas tanto como integrantes de unidades familiares, así como por la división sexual del trabajo.

Se analiza la tercerización y el teletrabajo desde una mirada de género, el rol del empresariado en la Economía Social como alternativa, empresas recuperadas, autogestión, subsidiarias, papel del estado y micro emprendimientos, entre otros temas, remarcándose que la liberalización del comercio y los movimientos de capital, las privatizaciones y la desregulación (principalmente la laboral) profundizaron la exclusión social.

El encuentro se propone profundizar los contenidos de los temas del Plan de Acción 2006/2007, asentado en la necesidad actuar en el marco de los complejos procesos sociopolíticos y económicos que influyen en las relaciones de género.

La CTIO es un espacio de diálogo social que promueve la equidad de género en los temas laborales. Considera primordial basar su acción en el conocimiento profundo de la realidad contando con el aporte y trabajo conjunto de todos los sectores del mundo del trabajo -estatal, sindical y empresarial-.