La Fuerza Aérea presente en el Noreste Argentino

Además de cumplir con la tarea permanente de vigilancia y control del aeroespacio en el norte de nuestro país, la Base Aérea Militar Resistencia puso a disposición equipamiento y personal para el armado del Centro de Operaciones de Emergencia Chaco, con el objetivo de monitorear las operaciones de Apoyo Humanitario que se desarrollan en la Región del Noreste Argentino


La Base Aérea Militar Resistencia (BAM SIS) suma esfuerzos al combate de la pandemia producida por el virus del COVID-19 en la provincia del Chaco y el Noreste Argentino (NEA). En este contexto, la Fuerza Aérea Argentina puso a disposición personal y equipos de la Unidad para trabajar en conjunto con la Gobernación de la Provincia en diversas tareas contribuyentes a brindar servicio a la comunidad y a la ampliación del sistema sanitario nacional. Estas iniciativas se suman a la colaboración que presta el destino en las actividades de repatriación de los ciudadanos oriundos del Noreste argentino varados en distintos puntos del país y del mundo.

De esta manera, en los últimos dos meses la BAM SIS cumple un rol fundamental en el apoyo logístico brindado para la ejecución de las siguientes actividades:

1. Simulacro COVID-19

La Unidad participó con medios y personal propio en un simulacro organizado por la Gobernación del Chaco para atender y evacuar pacientes portadores de COVID-19.

2. Recepción y distribución de respiradores, suministros y equipamiento de profilaxis para la región del NEA

Desde el 20 de marzo la Base Aérea Militar Resistencia ha recibido ocho vuelos logísticos provenientes de la Ciudad de Buenos Aires. En estos vuelos se transportaron más de 150 equipos respiradores, 1000 equipos de profilaxis para el personal de salud, 5000 barbijos y 4000 litros de alcohol en gel, que luego fue trasvasado a recipientes de menor tamaño para su provisión a diferentes entidades.

Para ello, la BAM SIS cuenta con el Servicio de la Terminal Aérea, que es utilizada diariamente por el personal de la Institución para cargar, descargar o distribuir el material sanitario transportado a la región por vía aérea o terrestre desde distintos puntos del país. Asimismo, trabaja de manera conjunta con los Ministerios de Salud y de Acción Social de Chaco y las Fuerzas de Seguridad locales, que se encargan de distribuir el material sanitario en hospitales y los alimentos y elementos de primera necesidad entre la ciudadanía.

3. Centro de Operaciones de Emergencia Chaco

El personal de la Fuerza Aérea Argentina asignado al Componente Aéreo del Comando Conjunto de Zona de Emergencia Chaco colaboró con el armado del Centro de Operaciones de Emergencia Chaco (COE Chaco), un puesto ubicado en las instalaciones de Defensa Civil dentro del Aeropuerto, organismo responsable de la dirección de las operaciones.

El COE Chaco tiene como objetivo monitorear los movimientos aéreos y terrestres de los medios puestos a disposición por distintos organismos estatales. En este sentido, el personal de la Fuerza Aérea se encarga de monitorear los medios propios como así también canalizar los requerimientos de equipos y suministros por medio aéreo.

El COE se encuentra integrado por una estructura de equipos de PC, teléfonos fijos, equipos de comunicaciones en VHF y servicio de WiFi, entre otros elementos que se necesitan para interconectar la red de comunicaciones y operar la estructura integral empleada por el personal de la Fuerza Aérea al servicio de los entes provinciales y nacionales.

El equipamiento aportado por la BAM SIS, sirve además para que el personal civil que opera la red de telefonía reciba llamadas y consultas sobre posibles casos de COVID-19 en la población, permitiendo activar rápidamente el protocolo sanitario y la gestión de ambulancias a través del 0800 COVID.

4. Módulos de Asistencia Sanitaria

La instalación de dos módulos en la Zona Sur de la ciudad de Resistencia para la asistencia de los vecinos ante la emergencia sanitaria.

5. Servicio de Racionamiento

El personal de la cocina de BAM SIS elabora con víveres suministrados por la Gobernación de Chaco un total de 50 raciones de comida diarias para los efectivos que atienden diariamente el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Chaco.

La actividad de la Base Aérea Militar Resistencia

El radar militar de Fuerza Aérea fue instalado en Resistencia como parte del Programa SINVICA Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial, una red de sensores que abarcan todo el Norte Argentino, con el objetivo de efectivizar la vigilancia y control del aeroespacio dentro del marco normativo que prevé para tal fin la misión de la Fuerza Aérea Argentina, siendo parte del apoyo logístico y brindando información en tiempo real a las Fuerzas de Seguridad que están afectadas a distintos operativos de seguridad de la Nación.

La Base Aérea Militar de Resistencia depende del Comando de Adiestramiento y Alistamiento, órgano rector además de las unidades de caza interceptora de la Fuerza Aérea Argentina. Los integrantes de la especialidad de Vigilancia y Control Aéreo (VYCA) realizan las tareas de detección y vigilancia aérea, facilitando en caso de que la situación lo requiera, el guiado por radar a los pilotos de las unidades de caza interceptora, ejecutando en conjunto la tarea del controlar el espacio aéreo en el norte de nuestro País.

Estas tareas son encomendadas por el Comando Aeroespacial, que depende a su vez del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (FFAA), órgano habilitado para realizar las operaciones de vigilancia y control aéreo en el país, con los medios y personal puestos a disposición por las FFAA, que son las encargadas de adiestrar a los efectivos y alistar el material para estas tareas

En este sentido, tanto en Resistencia como en unidades del norte de nuestro país, periódicamente se encuentran escuadrones aeromóviles de aviones artillados y dotados con radares propios a bordo, que tienen como tarea realizar interceptaciones de identificación visual que contribuyen a la actividad de identificación propia que hace el personal especialista VYCA. Ante la situación de que una aeronave sea declarada tránsito aéreo irregular se continúa con los procedimientos que establecen las normas legales vigentes. Estos vuelos son detectados por los sensores de las diferentes Estaciones de Radar que dependen directamente de la BAM SIS y que cubren toda la zona Norte del país, desde Salta hasta Misiones.

Vigilancia y Control del Aeroespacio

La Base Aérea Militar Resistencia se constituye como tal a partir del año 2019. Sin embargo, los integrantes de la especialidad Vigilancia y Control Aéreo (VYCA) llevan más de dos décadas de trabajo sostenido en el norte del país en la tarea de detectar y vigilar el aeroespacio del norte del país, y de realizar el control correspondiente para el efectivo ejercicio de la Soberanía Nacional en nuestro espacio aéreo.

Durante este tiempo, funcionó en primera instancia como Estación de Vigilancia e Interceptación Resistencia (1998 a 2001), luego como Zona de Defensa Aérea Noreste (ZODANE) (2001 a 2007), en un breve período de tiempo como Base Aérea Militar de Despliegue Operativo Resistencia (BAMDO RESISTENCIA) (2007 a 2009), al final de esta década como Centro de Vigilancia Aeroespacial Resistencia (2009 a 2013), por último como Grupo III de Vigilancia y Control del Aeroespacio (2013 a 2019) hasta la consolidación del proceso de la creación de la Base Aérea Militar Resistencia.

El cumplimiento de la misión de vigilancia y control del aeroespacio se complementa, cuando la situación lo requiere, con la coordinación para la Interceptación de los potenciales intrusos en el espacio aéreo de jurisdicción nacional, la cual se realiza con los medios aéreos específicamente asignados a éste grupo de operaciones aeroespaciales. Esto supone para el personal abocado a la actividad, la tarea de brindar además apoyo operativo y sostén logístico a las unidades aéreas que deban desplegar para cumplir con este requerimiento.

El ciclo completo de esta actividad implicaría en primer lugar la tarea detección y vigilancia, la identificación y la interceptación, luego de haberse agotado los pasos de identificación de la aeronave y de la presentación de un plan vuelo.