La Fuerza Aérea Argentina tiene un nuevo líder

El brigadier Xavier Julián Isaac asumió como jefe de Estado Mayor General de la Institución


El 28 de febrero se realizó en las instalaciones del edificio Cóndor la puesta en funciones del brigadier Xavier Julián Isaac como nuevo jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina en reemplazo del brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein.

El acto comenzó con el arribo del ministro de Defensa, el Ing. Agustín Rossi, acompañado por el brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein y por el brigadier Xavier Julián Isaac.

También estuvieron presentes en el acto de asunción la senadora Nilda Garré, el diputado Fernández, la jefe de Gabinete, Ana Alberdi; el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Sergio Rossi; la secretaria de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa, Daniela Castro; la secretaria de Coordinación Militar en Emergencias, Inés Barbosa Belistri, y el secretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Francisco Cafiero; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de Brigada Juan Paleo; el jefe del Estado Mayor General de la Armada, contraalmirante Julio Guardia; el jefe del Estado Mayor General del Ejército Argentino, general Humberto Cejas; los jefes salientes, el teniente general VGM Bari del Valle Sosa; el teniente general Claudio Pasqualini; el almirante José Luís Villán.

Asimismo, asistió al evento el embajador de la República del Ecuador, Fernando Yépez; el encargado de negocios de la embajada de los Estados Unidos Mexicanos, Armando López Trujillo; entre otros agregados extranjeros en la República Argentina; el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de la República Oriental del Uruguay, general del aire Hugo Marenco; ex jefes del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina; el obispo castrense de Argentina, monseñor Santiago Olivera; familiares y veteranos de Guerra de Malvinas, destacadas autoridades de nuestra Institución, de las Fuerzas Armadas y de Seguridad en actividad y en situación de retiro; el suboficial del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, suboficial mayor Celso González e invitados especiales.

Luego de la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino, se realizó una invocación religiosa a cargo del obispo castrense, monseñor Santiago Olivera.

EL CIERRE DE UNA ETAPA

Durante la ceremonia, el brigadier general “VGM” Amrein, pronunció su último discurso como titular de la Institución: “Se me hace difícil despedirme de ustedes, los integrantes de la Fuerza Aérea Argentina. Quisiera que este no sea tan solo un discurso de despedida, si no que sea palabras de reflexión y profundo agradecimiento a todos aquellos que de una forma u otra influyeron en mi vida durante más de 45 años de vida militar”.

En modo especial agradeció a su esposa Vilma y a sus hijas María Eugenia y María Cecilia por su “compañía y apoyo a lo largo de mi carrera y en particular en esta etapa tan compleja y demandante para que mantuviera la fortaleza necesaria para afrontar las exigencias propias del cargo. Agradezco a mis compañeros del Liceo Militar General Belgrano, a mis camaradas de la promoción 46 de la Escuela de Aviación Militar con quienes forjé una amistad y camaradería propia de sus años de alumnos, que siempre se constituyeron como mi apoyo que perdura a través del tiempo”.

“Agradezco a nuestros héroes de Malvinas, los que cayeron y los que volvieron, muy representados aquí en la figura de nuestros veteranos. Yo fui testigo privilegiado de su entrega y sacrificio de los cuales aprendí que debíamos erradicar de nuestro vocabulario la palabra ‘rendición’. Serán mi ejemplo y guías permanentes”, comentó el brigadier general y agregó: “Agradezco a todos aquellos que me acompañaron en estos 4 años de gestión por su compromiso, lealtad y asesoramiento en las decisiones que se tomaron”.

Asimismo, realizó un repaso por su gestión “haciendo un sobrevuelo rápido quiero destacar el vaso medio lleno sobre el vaso medio vacío. Tenemos que sentirnos orgullosos de los logros alcanzados”.

Posteriormente, remarcó “ahora es el momento de mirar hacia delante, para ello debemos mantenernos firmes en nuestra misión, enfocarnos y proyectándonos en la Fuerza Aérea del futuro para asegurar la vigilancia, el control y la defensa del aeroespacio argentino”.

“Les pido que colaboren de la misma forma que lo han hecho conmigo con el brigadier Isaac, a quien conozco desde nuestra cuna en la Escuela de Aviación Militar, estoy seguro que sabrá conducir con maestría el futuro próximo de la Fuerza Aérea Argentina”, concluyó el último veterano de guerra de Malvinas en ocupar el cargo de jefe de Estado Mayor General de la Institución.

UN NUEVO CAPÍTULO EN LA HISTORIA DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA

Posteriormente, se leyó el decreto 180/2020 que designa como jefe de Estado Mayor General de la Institución al brigadier Isaac. Uno de los momentos más esperados fue la toma de juramento de fidelidad por parte del ministro de Defensa al nuevo titular de la Fuerza seguido de la fórmula de rigor.

En su discurso el Ing. Agustín Rossi resaltó el trabajo realizado junto al brigadier general Amrein en su anterior gestión como ministro de Defensa. “Tengo plena convicción que todas sus decisiones fueron en beneficio de la Institución y de la Patria”, afirmó el ministro.

“Confío plenamente en la decisión que he tomado de proponerle al presidente de la Nación al brigadier Isaac como jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina para esta nueva etapa que se inicia. Conozco al brigadier Isaac desde que estaba a cargo de la brigada de Mendoza y posteriormente fue agregado aeronáutico en los Estados Unidos propuesto también por nuestra gestión. Sé de su convicción, de su compromiso y de su pertenencia al conjunto de la Fuerza Aérea, su capacidad de trabajo, su inteligencia y su creatividad para resolver cada uno de los desafíos que tenemos que afrontar de aquí a futuro”, afirmó Rossi.

Por último, concluyó: “Es una obligación nuestra, para la conducción, que la vocación y el compromiso no se vea desalentado en el transcurrir de la carrera militar. Que siempre existan los sueños y que siempre existan expectativas. Yo quiero recrear con ustedes esos sueños y expectativas que tenían cuando ingresaron a la Fuerza”.

A continuación, el brigadier Isaac entregó la banderola correspondiente al brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein cerrando con un cálido abrazo otro capítulo en la historia de la Fuerza Aérea Argentina acompañado por la diana de gloria.

La ceremonia finalizó con un desfile terrestre entonando las estrofas de “Alas Argentinas”.

MIRANDO HACIA EL FUTURO

Horas antes de llevarse a cabo la ceremonia, el brigadier Isaac manifestó: “es un gran honor, una gran responsabilidad y un privilegio poder conducir este avión que es la Fuerza Aérea Argentina, gloriosa, heroica, guerrera, posterior a la Gesta de Malvinas reconocida por el mundo entero. Soy hombre de familia militar, mayoritariamente de la Fuerza Aérea Argentina así que el sentimiento es doble”.

Asimismo, agregó “los son importantes, es un mundo cambiante con diferentes tipos de escenarios, pero siempre con la firme convicción de ir siempre para adelante. Tengo un mensaje para nuestro personal: Vamos a focalizar y a profundizar nuestra gestión en la gente, porque cada miembro de la Fuerza en el último lugar que uno puede considerar que esté trabajando es importante, todos son importantes, cada lugar de trabajo hace a la Fuerza Aérea. Tenemos un desafío en la parte más que toda técnica, operativa, que es la recuperación de capacidades y esa recuperación va a venir de la mano de la capacitación”.

“Tenemos que volver a recapacitarnos, a reentrenarnos para poder hacer todo lo que realmente siempre tendríamos que haber hecho. Somos una Fuerza de casi 20 mil personas que tiene que estar en condiciones de hacer todo, así que el desafío es muy grande, el mensaje es optimista, esperanzador”, declaró y agrego: “Esta Fuerza nunca se va a doblar. Tomo algunas palabras que en su momento escuche del saliente jefe del Estado Mayor General y es que la resiliencia que nos dio Malvinas nos ayudo a convivir con las dificultades pero siempre con la vista puesta en el optimismo, en el horizonte y en seguir avanzando”.

Por último, concluyó: “Les pido a todos los integrantes de esta querida Fuerza Aérea que nos acompañen, que me acompañe en forma particular. Van a ser todo debidamente escuchados, vamos a estar detrás de los problemas de la gente, porque en definitiva la grandeza de la Fuerza la vamos a lograr entre todos”.