La Fábrica Argentina de Aviones Brig. San Martín cumple 91 años


El Ministerio de Defensa celebra hoy el 91 aniversario de la Fábrica Argentina de Aviones Brig. San Martín (FadeA), un ícono del potencial de la industria nacional que funciona en la provincia de Córdoba.

Durante los últimos años, FAdeA potenció proyectos relacionados con la provisión de servicios de mantenimiento y encaró procesos de modernización y puesta a punto de aeronaves íntegramente a cargo de los profesionales y técnicos de su planta.

A su vez, potenció la provisión de piezas para modelos de alta prestación, puso en aire el IA 100 -el primer avión de material compuesto diseñado en FAdeA- , modernizó en tiempo récord aviones Hércules y desarrolló nuevos aviones Pampa III.

Días atrás, la fábrica nacional firmó un importante contrato con la empresa Etihad Engineering, de Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, para el mantenimiento, reparación y recorrida general de aeronaves pertenecientes a las familias Boeing 737 y Airbus 320.

En el marco de ese contrato, ingresó recientemente a las instalaciones de FAdeA una aeronave A320 perteneciente a la firma Latam, a la que se le realizará la modificación de su cabina de pasajeros, y se aguarda la llegada de otras seis aeronaves para ser sometidas a diversos procesos.

En paralelo, la empresa cordobesa se encuentra en proceso de habilitación para la realización de inspecciones mayores a estas familias de aeronaves.

La expansión de FAdeA en el área de mantenimiento y servicios llevó a la capacitación de su personal, a la adquisición de nuevas herramientas especiales y a la adecuación de sus instalaciones, con el objetivo de brindar un servicio bajo los estándares internacionales que la industria exige.

En tato, en el área de reparación y modernización, el mes pasado el ministro de Defensa, Oscar Aguad, presentó el primer avión Hércules C-130 modernizado por primera vez íntegramente en FadeA.

Esa fue la primera de las tres aeronaves a ser modernizadas integralmente en nuestro país por más de 150 técnicos e ingenieros argentinos que fueron capacitados en los talleres de la empresa contratista (L3), en Estados Unidos.

Actualmente, se encuentran en proceso de reforma otros dos Hércules C-130, que serán entregados en el transcurso del 2019, lo que significa que la Fuerza Aérea contará con la recuperación total de sus aeronaves de gran porte, extendiendo su vida útil por 20 años.

La entonces llamada Fábrica Militar de Aviones fue fundada en 1927 e inició su historia con el desarrollo de aeronaves bajo licencias europeas.

En 1931 sus técnicos diseñaron y construyeron el primer avión nacional, el Ae C1, cuyo éxito desencadenó una familia de productos aeronáuticos argentinos.

En 1944, tras la asunción del mayor ingeniero Juan Ignacio San Martín como director, la empresa produjo un salto que la llevó a ocupar a más de 9.000 personas en el complejo industrial I.A.M.E. (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado) y ya en 1952 construía aviones, motores, hélices y accesorios, además de vehículos utilitarios, automóviles, tractores y motocicletas.

El avión DL 22, de diseño nacional, fue el impulsor de un importante crecimiento, mientras que la fabricación de dos series de 100 aviones cada una, motorizó la creación de más de 300 Pymes locales.

El Pulqui I y II (1947 y 1950, respectivamente), el Pucará (fines de los ´60) y los IA63 Pampa (1984) fueron los principales hitos de la fábrica que, en la década de los 90, pasó a manos de Lockheed Martin Aircraft, para reestatizarse en 2009 y adquirir, a partir de allí, su actual denominación: Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FAdeA).

La instalaciones de FAdeA ocupan 250 mil m2 cubiertos en un predio de 200 hectáreas en la provincia de Córdoba, que cuenta con capacidad para el ensamble, pintado y mantenimiento de aeronaves.