La estrategia de detección precoz de casos de COVID-19 continúa y se amplía fuera de los barrios populares

Durante el fin de semana se identificaron y analizaron casos sospechosos en edificios de Balvanera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los operativos seguirán en los barrios vulnerables y en donde haya un aumento de casos.


El Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio de Argentina (DETeCTAr) se implementó por primera vez fuera de los barrios populares durante el pasado fin de semana, en edificios de Balvanera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). “La planificación junto con el gobierno de la ciudad es continuar con los operativos en los barrios populares y en donde haya un aumento de casos”, informó hoy la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

De esta manera, el operativo del sábado encontró a 13 personas que cumplían con la definición de caso sospechoso, de las cuales 7 fueron positivas para COVID-19, y se esperan los resultados de las 47 personas que se analizaron el domingo.

Cabe indicar, que de los 774 casos totales que se notificaron ayer, el 94 % corresponde a CABA y a la provincia de Buenos Aires. El porcentaje restante se reparte en las jurisdicciones de Chaco y Río Negro. “Estamos en contacto con el equipo de salud y con el gobernador de Chaco para la implementación del plan después de la visita del viernes, y hoy hay una videoconferencia con Río Negro para fortalecer las acciones y estrategias destinadas a interrumpir la transmisión del virus”, aseguró Vizzotti.

5INFDT

La funcionaria también destacó que desde hoy rige el decreto presidencial con la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio en las áreas con transmisión comunitaria del virus SARS-CoV-2, y con la normativa del distanciamiento social, preventivo y obligatorio en casi el 85% del país. A través del trabajo articulado con los gobernadores y autoridades municipales se definirán las actividades que se retoman, los protocolos y el monitoreo de la situación epidemiológica. “El desafío es grande -afirmó Vizzotti- y el rol de cada uno en las medidas de prevención para iniciar cada una de esas actividades tiene gran importancia”.

Respecto de los datos epidemiológicos de COVID-19 a nivel nacional, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que son 22.794 los casos confirmados y 670 los fallecidos, por lo que la tasa de letalidad es del 2,9 por ciento. Además, hay 253 personas internadas en terapia intensiva y 7.305 recuperadas. La cantidad de tests realizados por PCR son 198.520 y el porcentaje de positividad promedio es de 13,95 %.

La otra pandemia

“El problema del tabaquismo es la otra gran pandemia que coexiste con la del nuevo coronavirus y produce cada año ocho millones de muertes en el mundo”, expresó desde la Dirección Nacional de Abordaje Integral de Enfermedades No Transmisibles, Mario Virgolini.

Durante el reporte matutino sobre COVID-19, el funcionario animó a las personas que tienen el hábito de fumar a aprovechar “esta situación de aislamiento que presenta una oportunidad de tomar decisiones positivas para la salud, como la de abandonar esta adicción”.

Entre los beneficios de tomar esta decisión, Virgolini mencionó que disminuye el riesgo de tener enfermedades graves, protege a los convivientes del humo del cigarrillo y permite ahorrar dinero.

“El humo ambiental de tabaco genera 7.000 sustancias, muchas de ellas cancerígenas que son absorbidas por los que conviven en la casa”, advirtió y agregó que el “cigarrillo electrónico también contiene sustancias peligrosas para la salud”.

En este período de pandemia, desde el Ministerio de Salud de la Nación se llevaron a cabo capacitaciones para que los servicios que brindan tratamientos para dejar de fumar puedan continuar haciéndolo a distancia, con el objetivo de reducir la circulación de personas y minimizar la transmisión del nuevo coronavirus.

10INFDT