La delegación de Salta tomó la denuncia de una joven toba desatendida en un hospital


En la madrugada del 18 de enero, una joven de 18 años de la comunidad Misión Las Tobas llegó al Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal-norte de Salta- donde, según el relato de su madre, fue desatendida y víctima de un trato indigno.

Al tomar conocimiento de los hechos, el nuevo delegado del INADI en Salta, Gustavo Farquharson, se comunicó con la familia y viajó a Tartagal para tomar la denuncia: “Lo que relata la madre de la joven es que (la hija) estuvo varias horas sin la atención médica que requería (en el Hospital Juan Domingo Perón), con síntomas de hemorragia. La madre es empleada doméstica y gracias a la mujer con la que trabaja recién pudo lograr la internación”, relató.

Según el testimonio recolectado la joven padecía una hemorragia y habría estado varias horas sin recibir atención médica, aparentemente, porque “creía que se había practicado un aborto”. Esto provocó una discusión con un médico particular, luego denunciado por incumplimiento a los deberes de funcionario público.

Finalmente, solo tras la llegada de la empleadora de la madre lograron que fuera internada, aunque el trato hostil hacia la familia se habría perpetrado. Luego la joven fue trasladada a una clínica privada con el fin de realizarse una ecografía: en el hospital se habrían negado a hacérsela.

La delegación Salta trasladó la denuncia recibida al médico a la gerencia del hospital y al Ministerio de Salud de la Provincia. El delegado Gustavo Farquharson explicó que, cuando concluya el expediente abierto con la denuncia, el INADI emitirá un dictamen; si se comprueba la discriminación, el documento contendrá fundamentos y recomendaciones. También, el organismo gestiona que la joven reciba asistencia médica en Salta capital (aún se desconocen las causas concretas del sangrado que tuvo) y asistencia psicológica tanto para la joven toba como para su madre.

"Nos pareció importante viajar a Tartagal para visibilizar estas problemáticas y hechos de discriminación”, sostuvo el delegado, quien luego acudió al hospital y logró tener acceso a la historia
clínica que les había sido negada a los familiares de la joven; comprobó allí que no se había registrado su ingreso en las dos primeras horas. Y agregó: “No todos pueden venir a Salta capital, el INADI tiene el objetivo de viajar al interior (…) Es necesario una sociedad inclusiva, donde no dejemos a nadie afuera, sobre todo a los sectores vulnerables”.

El nuevo funcionario sostuvo que tiene grandes desafíos en Salta y trabajará para que el INADI tenga fuerte presencia en la provincia. “Queremos que el Instituto Nacional sea conocido por todos los salteños: está a disposición de todo aquel que se haya visto discriminado o haya tenido un episodio de violencia”.