La delegación argentina debatirá en la cumbre del G-20 el trabajo y la inserción social

En la ciudad de Pittsburgh, Pennsylvania, se reunirá la Cumbre del G-20 los días jueves 24 y viernes 25 de este mes. Barack Obama presidirá este encuentro de líderes de todo el mundo, cuyas naciones representan el 85% de la economía mundial. Allí, los mandatarios revisarán los progresos realizados desde la Cumbre de Washington y Londres, a la vez que discutirán nuevas medidas que aseguren una recuperación sólida y sostenible de la crisis financiera y económica mundial.


En la ciudad de Pittsburgh, Pennsylvania, se reunirá la Cumbre del G-20 los días jueves 24 y viernes 25 de este mes. Barack Obama presidirá este encuentro de líderes de todo el mundo, cuyas naciones representan el 85% de la economía mundial. Allí, los mandatarios revisarán los progresos realizados desde la Cumbre de Washington y Londres, a la vez que discutirán nuevas medidas que aseguren una recuperación sólida y sostenible de la crisis financiera y económica mundial.

Sobre estos temas, el ministro Tomada precisó: “El trabajo, la inserción social y la necesidad de modificar ciertos elementos de la ortodoxia económica serán los temas fundamentales que la delegación argentina debatirá en la cumbre”. Y agregó: “Que la OIT integre el G-20 lo considero un hecho de justicia razonable. Lograr que la OIT tenga el mismo estatus político que el Banco Mundial, el FMI y la OMC da cuenta de un intento por abrir el espacio de intervención de los organismos multilaterales”.

Las medidas sobre empleo y protección social adoptadas por los gobiernos del G-20 desde que comenzó la crisis financiera mundial pueden salvar hasta once millones de empleos en 2009.

Así lo asegura la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un informe que presentará esta semana en la Cumbre de Pittsburg, según Europapress. “Una recuperación sin empleo no será socialmente o políticamente sostenible“, aseguró el director general de la OIT, Juan Somavia, que participará en el encuentro de Pittsburg.

A juicio de Somavia, la Cumbre ofrece la oportunidad de desarrollar un compromiso continuo y de mayor relevancia para apoyar las medidas orientadas al empleo y a la protección social hasta el momento en que la demanda privada pueda sostener la recuperación económica y el empleo.

Si las medidas tomadas pierden fuerza o se suspenden demasiado pronto, la crisis del empleo podría empeorar aún más, advierte el organismo, para el que “una recuperación sin empleo no será socialmente o políticamente sostenible”.

El informe de la OIT recuerda además que el “Pacto Mundial Para el Empleo” aprobado en junio de 2009 por los miembros tripartitos de OIT proporciona un conjunto de medidas internacionales destinadas a alcanzar estos objetivos.

En dicho pacto, la organización examina las acciones emprendidas entre 2008 y 2009 por 54 países en estímulo a la demanda laboral, apoyo al empleo y a las personas que buscan trabajo, expansión de la protección social y aplicación del diálogo social.

De acuerdo con el estudio, los empleos salvados o creados como resultado de las medidas tomadas por los países del G20 equivalen a entre 29 y 43 por ciento del total del aumento en el desempleo en la primera mitad de 2009, lo que indica que sin estas medidas el desempleo habría sido tanto así más alto en esos países