La Corte Interamericana de Derechos Humanos sesiona en Buenos Aires


La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) inició su 61° período de sesiones extraordinarias en la ciudad de Buenos Aires, al aceptar la invitación del Estado Argentino a que revise el cumplimiento de cinco sentencias que afectan al país. La última visita del organismo fue en 2006 y es la primera vez que lo hace a pedido del Estado.

La ceremonia de apertura se realizó en el Palacio de Justicia y fue encabezada por el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz; el ministro de Justicia, Germán Garavano; y el presidente de la Corte IDH, Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, quien consideró al país "pionero" en su adhesión al sistema internacional de defensa de los derechos humanos.

"Argentina fue históricamente una aliada del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y estamos convencidos de que podemos contar con ella para seguir en esa senda, ya que es un ejemplo de cumplimiento de la legislación nacional e internacional en la materia”, sostuvo Ferrer Mac-Gregor Poisot.

El presidente del tribunal interamericano evaluó que “existe una crisis global profunda, apoyada en la iniquidad social”, y advirtió que Latinoamérica se perfila como "la sociedad más desigual del mundo con pobreza extrema, diversas formas de discriminación, violencia estructural contra la mujer y el crimen organizado", y que por ello es necesario fortalecer el diálogo entre los Estados y la Corte IDH, de la mano de la sociedad civil y de las víctimas.

Por su parte, Garavano ratificó el compromiso de la Argentina en la "vigencia de un sistema de justicia independiente, que garantice que los derechos humanos puedan ser para todos los actores, sobre todo los más humildes y alejados del sistema”.

El ministro señaló que estas sesiones en Buenos Aires “son una buena oportunidad para reflexionar sobre la importancia de los derechos humanos y del Estado de Derecho en nuestro país y en la región, ya que todavía existen numerosas tensiones en torno a este tema y el rol de la Justicia independiente”.

Participaron de la ceremonia -realizada en el histórico Salón de los Derechos Humanos del Palacio- la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Elena Highton de Nolasco, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, entre otros funcionarios y referentes del Poder Judicial.

Durante toda la semana la Corte IDH sesionará en audiencias a puertas cerradas donde analizará el cumplimiento de cinco sentencias que afectan al Estado argentino. El tribunal tramita actualmente once casos que involucran a nuestro país, que desde 1996 recibió 15 condenas.

Se examinará los casos "Garrido y Baigorria", "Torres Melladura y otros vs. Argentina", "Furlan y familiares vs. Argentina (1990), "Forneron e hija vs. Arengan" (2000); "Bueno Alves vs. Argentina" (1988). También deliberará el Caso Arrom Suhurt y otros vs. Paraguay (2002).

Los días 15 y 16 de mayo, la Corte Interamericana realizará conjuntamente con el Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires un seminario internacional denominado “40 años protegiendo derechos. Desarrollo jurisprudenciales y desafíos”. Se dictará en el Aula Magna de la citada casa de estudios.

En tanto, viernes y sábado viajará a la provincia de Salta, para visitar a las comunidades indígenas integrantes de la Asociación Lhaka Honhat, y realizar una diligencia in situ en ex lotes fiscales ubicados en el Chaco salteño. El caso está relacionado con un reclamo territorial.