La cooperación dentro del sistema como aporte a la Seguridad Operacional

La JIAAC participó de la jornada Desafíos para la Gestión de la Seguridad Operacional, organizado en conjunto con Aerolíneas Argentinas.


Las charlas se realizaron en el salón Aconcagua, ubicado en el Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires, y tuvieron como protagonistas a Pamela Suárez, presidente de la JIAAC, Daniel Mauriño, asesor técnico del citado organismo de investigación, y Fernando Castillo, Gerente de Seguridad Operacional de Aerolíneas Argentinas.

Suárez destacó en su discurso que “la seguridad operacional es un concepto que debe comprender aspectos relativos más que absolutos, según el cual los riesgos surgen de las consecuencias de los peligros en contextos operacionales deben ser aceptables en un sistema inherentemente seguro.”

Además, destacó que este aspecto en la aviación no es “ni inherente ni condición natural” de las operaciones”, sino que se trata de un “producto colateral de la necesidad y la realización de actividades relacionadas con la producción o prestación de servicios”.

Es por ello que la gestión de la seguridad operacional es una “función empresarial básica que conduce a un análisis de los recursos y objetivos de una organización para lograr una asignación equilibrada y realista de los recursos, entre los objetivos de protección y los de producción, en apoyo de las necesidades generales de la prestación de servicios por la organización.”

En tal sentido, Pamela Suárez indicó que como organismo de investigación de accidentes de aviación la JIAAC es “parte de la gestión de seguridad operacional”, por lo cual su trabajo se focaliza en el desafío que supone “construir una visión compartida, mejorar la capacidad de estar informados y de aprender, y liderar el proceso acompañando los desafíos” de la industria.

En el cierre de su intervención, Suárez hizo mención al nuevo camino que está emprendiendo la JIAAC con la creación de la Junta de Seguridad en el Transporte: “El mecanismo de aprendizaje que hemos implementado en la aviación ha sido esencial para transferir conocimientos al nuevo organismo multimodal. Ese será un nuevo desafío que debe afrontarse, con la responsabilidad de seguir promoviendo mejoras en la seguridad de todos”

Luego Fernando Castillo destacó la importancia de una mirada global en cuanto a la gestión de la seguridad operacional. Al respecto indicó que “las organizaciones, como es nuestro caso en Aerolíneas Argentinas, hacemos mucho hincapié en el SMS, pero con una mirada hacia adentro, sin prestar atención al entorno.” Y aclaró que “el desafío es empezar a integrar los SMS entre todos los actores”. En esa línea el GSO de la aerolínea de bandera explicó que en “Argentina hemos creado el ACAST (Argentina Civil Aviation Safety Team), un grupo donde estamos todas las líneas aéreas que hacemos transporte regular, organismos como JIAAC, EANA, ANAC, AA2000 y una serie de otras entidades, lo cual es un puntapié para empezar a integrar un sistema integral de gestión de riesgo”.

Daniel Mauriño, por su parte, hizo hincapié en que los técnicos de seguridad deben brindar la información necesaria para que quienes conducen las empresas puedan destinar los recursos que requiera una buena gestión de la seguridad. Sin embargo, destacó que “para priorizar hay q establecer una diferencia fundamental” entre prevención de accidentes y gestión de seguridad”, ya que la primera agrupa “actividades específicamente orientadas a evitar suceda un desenlace indeseado”, mientras que la “gestión de la seguridad” se refiere a acciones para determinar prioridades de recursos.