La Comisión Tripartita presentó su primer estudio sobre violencia laboral

La CTIO presentó su investigación ”Violencia Laboral: una Amenaza a los Derechos Humanos. Aportes para su Comprensión“. La actividad se realizó en el marco de los ”16 días de lucha contra la violencia hacia la mujer“.


La Comisión Tripartita de Igualdad de Trato y Oportunidades (CTIO) presentará su primer estudio “Violencia Laboral: una Amenaza a los Derechos Humanos. Aportes para su Comprensión”. Será el jueves 27 de noviembre, a las 14.30, en la cartera laboral, Leandro N. Alem 650,

en cuyo ámbito funciona. La presentación se realiza en el marco de los “16 días de lucha contra la violencia hacia la mujer”.

El estudio, realizado sobre 320 casos atendidos por la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral, analiza el perfil de los y las consultantes, las diversas situaciones de violencia laboral, las características del acosadoro o acosadora y sus implicancias en la salud de las victimas. Este constituye la primera sistematización de estos datos.

Algunas referencias:

• Si bien la violencia se ejerce sobre varones y mujeres, éstas sufren más agresiones en su lugar de trabajo

• En el 61,3% de los casos la violencia comienza cuando se efectúa algún reclamo laboral, en un 17,3% a partir de una situación de enfermedad, en un 10% a partir de un accidente laboral y en un 5,3% a partir de embarazos.

• El 82% sufre acoso psicológico, el 10% físico y el 8% sexual.

• La violencia sexual es sufrida en mayores proporciones por las mujeres, aún cuando los porcentajes son inferiores a las demás situaciones de violencia, representando el 9,93% entre las mujeres y un 0,93% entre los varones. La mujer es considerada un objeto a disposición del acosador.

• Al momento de efectuar la consulta, el 95% de las personas presentaban alguna manifestación expresada en síntomas físicos y/o psicológicos

“Se entiende por violencia laboral toda acción, omisión o comportamiento destinado a provocar, directa o indirectamente, daño físico, psicológico o moral a un trabajador o trabajadora, sea como amenaza o acción consumada. La misma incluye violencia de género, acoso psicológico, moral y sexual en el trabajo, y puede provenir tanto de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores”.

Agradecemos la difusión Miércoles 28 de noviembre de 2007