La CNV lanzó un espacio de asistencia técnica junto al Banco Mundial para potenciar el desarrollo de las finanzas sostenibles

El presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Adrián Cosentino, y el director del Banco Mundial (BM) para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jordan Schwartz, dieron comienzo al programa de Asistencia Técnica que se propone fomentar los instrumentos de finanzas sostenibles en el mercado de capitales.


El encuentro virtual contó con la moderación de Florencia Puch, subgerente de Gobierno Corporativo de CNV y especialista en Finanzas Sostenibles, mientras que Cindy Paladines, especialista en Sector Financiero del BM, moderó algunas de las preguntas de los más de 100 participantes. El cierre estuvo a cargo de Matías Isasa, director de la CNV.
“Desde nuestra Comisión este no es solo un tema prioritario sino que, con gran satisfacción, puedo sintetizar logros concretos de la agenda estratégica, como normativas específicas, vehículos de inversión colectiva, productos e instrumentos bien ajustados a las modalidades de demanda que deben ser atendidas e incorporadas”, dijo Cosentino.
El funcionario destacó el avance significativo en la materia pero agregó que “hay mucho para seguir haciendo, y las finanzas verdes ocupan un lugar central en el programa de federalización que estamos trabajando con varias provincias, bancos, bolsas de comercio, fondos de garantía y otros actores de la esfera productiva y civil”.
El programa prevé fortalecer la estrategia sustentable local, direccionada a la implementación de nuevas prácticas que permitan mayor transparencia y promoción de instrumentos financieros innovadores con impacto ASG (factores ambientales, sociales y de gobernanza), que además represente mayor inclusión de nuevos actores financieros en la economía local.
Por su parte, Schwartz agradeció a los colegas de CNV “por compartir este proceso con nosotros” y añadió que “queremos compartir lo que sabemos, dado que tenemos una historia larga intentando intervenir en los riesgos ambientales y sociales con instrumentos financieros”. También recordó que el BM diseñó en 2008 los bonos verdes, apuntando al cambio climático.

La iniciativa se enmarca dentro de la agenda estratégica de la CNV de relacionarse con los organismos multilaterales, así como también es fruto del trabajo codo a codo con el BM para coordinar distintos talleres pensados para que participen los actores relevantes en el mercado de instrumentos sostenibles.
Asimismo se propone impulsar nuevos instrumentos que, a la vez de fomentar la consolidación de un mercado doméstico robusto, puedan traccionar recursos hacia sectores de la economía en el que tradicionalmente no intervienen.
Isasa, a su vez, abogó por seguir avanzando en el “desarrollo de una industria de financiamiento sostenible”, dado que “hoy es importante pero mañana será excluyente pues los empresarios que no se adecuen a los factores ASG no podrán financiarse”. Resaltó que el organismo cuenta con cuatro fondos comunes de inversión ASG aprobados y otros tres están en la etapa de revisión.
El organismo financiero internacional y la CNV realizarán consultas, talleres, y seminarios con los actores, organizaciones, y entidades del sector privado local para medir el interés en instrumentos y herramientas ASG.
El puntapié inicial dado hoy continuará en 2022 con un amplio programa de propuestas.