La Bitácora: Telégrafo de doble comando náutico

El motivo de la presente sección es que a partir de ahora el visitante de la página pueda observar no solo las curiosidades de cada uno de los objetos que resguarda la Coordinación y que fueron parte de la historia de diversos organismos nacionales, sino también disfrutar del valioso patrimonio cultural de esas entidades, las cuales han transformado al Ministerio de Economía en uno de los principales organismos públicos a nivel nacional que sentó las bases del resguardo y cuidado de estos bienes que conforman el rico patrimonio de todos los argentinos.

Asimismo, esta sección será acompañado por una serie de “mini--muestras”, en donde se podrá apreciar los diversos artistas plásticos, no solo los que integran la Coordinación; sino todos los que han pasado por el Salón de de Exposiciones en el 2° y 5° piso del Palacio de Hacienda, mostrando las 4 obras más representativas para ellos. De esta manera el visitante tendrá una óptica mucho más cercana al espíritu del artista generando una interacción mucho más intimista entre el lector y el artista.

Nos propusimos estas acciones culturales porque estamos convencidos que será de interés y curiosidad despertarán no solo los Bienes Culturales que no se han exhibido hasta la actualidad, sino también tener la posibilidad de ver una faceta poco común en las paginas acerca de la plástica y sus creadores, que han sido protagonista desde la creación de la Coordinación en el Ministerio de Economía y han reconfortado y revalorizado a los espacios culturales con sus obras, fortaleciendo la gestión cultural dentro del Palacio de Hacienda, siendo en algunos casos reconocidos no solo nacionalmente, sino también internacionalmente.

Por ello, a partir de este envío, comenzaran a descubrir un nuevo panorama patrimonial que son parte del valioso mosaico patrimonial tangible e intangible y que son patrimonio.


Como parte de un periodo de privatizaciones en la década del 90, la empresa E.L.M.A sufrió varios intentos de venta hasta que fue declarada en quiebra y su historia fue quedando en el olvido. Con el cierre, sus bienes patrimoniales quedaron bajo la tutela de la Coordinación de Recuperación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Economía donde hasta la fecha nos encargamos de conservar y proteger el patrimonio de las empresas del Estado que habrían sido disueltas.


Telégrafo de mando

En tal sentido, el Ministerio de Economía cuenta dentro de su acervo con una colección que se compone de diversos Bienes Culturales: maquetas de buques, instrumentos de medición y navegación, pinturas, esculturas y objetos de valor histórico. Dentro de este patrimonio se destacan las maquetas que representan lo que fueron los buques de la flota mercante del Estado, una empresa de gran importancia para el país llamada Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA), y varios objetos históricos que son dignos de visitar. Con motivo de la pandemia se hace más que complejo la visita al Taller, la Coordinación a través de “La Bitácora” les acerca un poco la historia de varios Bienes Culturales que son más que interesantes y curiosidades de muchos de ellos que vale la pena conocer.


Telégrafo de mando

Cuando ingresa uno al taller de restauración del piso 14 , puede encontrarse con una variedad de bienes que sorprenden en gran medida, ya que muchos de ellos fueron parte y constituyeron el acervo cultural de varias empresas que fueron parte de la historia de nuestro país. En esta oportunidad abordaremos el Telégrafo de doble mando, de origen ingles, fabricado en Liverpool de la empresa Chadburns. Este bien cultural perteneció a ELMA, y es uno de los tantos testimonios que atesora la Coordinación de la empresa naviera.


Telégrafo de mando

La función del telégrafo de doble mando en un buque es la de transmitir ordenes o información de a uno a la vez, de un conjunto de opciones preestablecidas entre ambos puntos. Ya sea desde el puente de mando hacia la sala de máquinas y viceversa. Este dispositivo se encuentra instalado uno en el puente de mando y otro en la sala e máquinas. Hay diferentes tipos de telégrafo: de dirección, de motor, de muelle y de vigía. Uno puede observar a los costados del mismo esta detallado la velocidad de marcha: en el disco figura, adelante, toda, media, poca, muy poca, atención, para (alto), terminado con las máquinas (listo de máquinas); atrás, muy poca, poca, media y toda. En cambio en un telégrafo de dirección, figura los grados de dirección, como ser: 35, 35 a babor, 15 estable, 5 en curso, etc.

Su restauración

El equipo de restauradores de la Coordinación de Recuperación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Economía recuperó el Telégrafo de doble comando que perteneció a la empresa E.L.M.A., que estaba emplazada en su sede central, actualmente la Sindicatura General de la Nación.


Muestra histórica realizada en el Palacio de Hacienda con bienes de ELMA recuperados y restaurados por la Coordinación de Patrimonio Cultural

Dicho telégrafo esta constituido por fundición de bronce, base de madera y vidrio de 117 cm de alto, 40 cm de ancho y 33 cm de profundidad. Ingresada la obra al Taller de Restauración, los primeros análisis de la obra evidenciaron un alto nivel de suciedad y oxidación de la superficie. Los vidrios externo e interno se encontraban deteriorados y la base de madera presentaba fracturas. Además de encontrarse con faltantes de tornillos.
La restauración del telégrafo consistió en realizar una limpieza mecánica y química, la remoción del barniz de la base de madera por lijado y la adhesión de las partes fracturadas con cola sintética. Los vidrios rotos fueron adheridos temporalmente con cianocrilato y sometidos a limpieza.


Bienes recuperados de ELMA

Dicho Bien constituye una pieza única que conserva es estilo y la precisión fabricada en esa época y que constituye sin lugar a dudas un testimonio más que valioso de lo que representaba la marina mercante en nuestro país y la tecnología que tenían estos buques en esos años. Algo realmente que vale la ver apreciar.

Fuente: https://www.histarmar.com.ar