La bajante del río Paraná es la peor desde 1944, con la probabilidad de superar aquella emergencia histórica

El río Paraná sufre la bajante más pronunciada de los últimos 50 años.


Esta situación se refleja en todos los puertos del Paraná y también en el río Paraguay. El río Iguazú, al igual que en 2020, presenta un aporte del orden de la séptima parte del valor normal.

El río Paraná continúa con su tendencia bajante y alturas por debajo del nivel límite de aguas bajas. No se espera una mejora sensible en los próximos meses. Julio será particularmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, especialmente la captación de agua en las tomas urbanas.

Con la tendencia prevista, todo el tramo del río Paraná en territorio argentino alcanzaría niveles similares o peores que los registrados en 1944, el año más bajo del río en la historia desde 1884.

-Tabla comparativa de los valores hidrométricos de 1944 con los valores actuales.

Tabla comparativa valores hidrométricos

Acceder al informe de la situación actual

FUENTE: Imagen principal, Telam Digital