La Armada dio por concluida su participación en la tarea para combatir los incendios en el delta del río Paraná

El operativo involucró el apoyo logístico de los buques multipropósito ARA “Ciudad de Zárate” y ARA “Ciudad de Rosario”, medios y equipamiento del Batallón de Infantería de Marina Nº 3 y 26 brigadistas navales de la Unidad Militar de Respuesta a la Emergencia.


Santa Fe y Entre Ríos – Luego de tres días de intenso trabajo, se dieron por finalizadas las tareas de apoyo de la Armada Argentina, dependiente del Ministerio de Defensa, para combatir los incendios forestales en las islas aledañas a las ciudades de Rosario y Victoria.

El operativo involucró el apoyo logístico de los buques multipropósito ARA “Ciudad de Zárate” y ARA “Ciudad de Rosario” –unidades pertenecientes a la Escuadrilla de Ríos–, medios y equipamiento del Batallón de Infantería de Marina Nº 3 y 26 brigadistas navales de la Unidad Militar de Respuesta a la Emergencia. Participaron 35 efectivos en total, más el personal destinado en los buques.

En esta oportunidad, la Armada se sumó al equipo a cargo del Director del Sistema Federal de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld; e integrado por el representante de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, Gustavo Fernández; por el Director Provincial de la Brigada Forestal de Santa Fe, Comandante General Roberto Sanches, y por el Director Provincial de Operaciones de los Bomberos Voluntario de Santa Fe, Comandante Mayor Walter Corsetti.

Asimismo, también se contó con el apoyo logístico de un helicóptero Bell UH-1H del Comando de Aviación del Ejército Argentino, un helicóptero H14 de la Policía Federal Argentina y aviones hidrantes privados requeridos por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.

El Comandante de la Escuadrilla de Ríos, Capitán de Fragata Ariel Gómez Mombello, destacó la importancia de trabajar en equipos interdisciplinarios para complementar las fuerzas; también destacó la posibilidad de regresar a la zona más adelante, y expresó: “Todos nuestros medios, buques y equipos van a estar disponibles para cuando los requieran. Lo más importante es la sinergia que se generó al interactuar con distintos equipos, lo que permitió conocernos y aprender a trabajar juntos”.

Luchar contra el fuego

La implementación del Plan Nacional de Manejo del Fuego llevó a la práctica y coordinó las distintas acciones realizadas para sofocar los focos de incendio y sus rebrotes que, además de causar daños ambientales y poner en riesgo a la población isleña, provocó una humareda que afectó a las zonas aledañas.

A partir de esta situación, el equipo de brigadistas de la Armada se incorporó a las coordinaciones que se realizaban en el centro operativo del aeródromo Alvear, donde se reunían los representantes de cada unidad para analizar las condiciones meteorológicas del día y evaluar los puntos activos de mayor temperatura.

Luego de sobrevolar las islas para determinar en dónde se encontraban los focos de incendio, cada equipo era desplegado desde la Ruta Nacional 174 –que conecta Rosario con Victoria– hasta la zona afectada. Una vez allí, actuaban de manera conjunta para combatir el fuego presente y evitar nuevos focos ígneos.

Una vez atenuados los focos de incendio de las zonas afectadas, se decidió poner un alto a las actividades. Desde la Gobernación de la provincia, permanecerán atentos ante cualquier urgencia, mientras que los factores climáticos de los próximos días beneficiarían la actual situación.

La Armada Argentina, en tanto, continúa a disposición de las autoridades para regresar a la zona una vez que se determine cuál será la siguiente etapa.