La ANSV asesora como experta a la Justicia en la causa Tahiel

El pasado domingo 13 de septiembre, dos conductores que corrían una picada ilegal en Laferrere provocaron la muerte de Tahiel Contreras, un nene de 6 años que junto con sus papás estaba por cruzar la avenida para ir a tomar un helado. Hoy, a 10 días del hecho, la Justicia resolvió aceptar que la Agencia Nacional de Seguridad Vial se integre al proceso penal bajo la figura de Amicus Curiae (amigo del tribunal), según lo pedido por el organismo dependiente del Ministerio de Transporte. De este modo, la ANSV pondrá sus recursos técnicos a disposición de la Fiscalía que lleva adelante la investigación y estará facultada para solicitar diversas medidas de prueba.


"Quiero agradecer al Juez de la causa que haya sido receptivo a nuestro pedido. La ANSV, desde el comienzo de esta gestión, busca acompañar a las víctimas en su pedido de Justicia y la mejor manera de hacerlo es sumándonos a las causas penales, impulsando el proceso. Las personas que mataron a Tahiel están detenidas y la carátula del caso es homicidio doloso, algo en lo que también coincidimos con el magistrado: esto no fue un accidente de tránsito. La orden que nos ha dado el Presidente Alberto Fernández y el Ministro Mario Meoni es la de acompañar a los familiares y eso haremos, de este modo y además con asistencia psicológica y profesional gratuita, que pusimos a disposición desde el día siguiente de la muerte de Tahiel, cuando visitamos a la familia"

afirmó Pablo Martínez Carignano, Director Ejecutivo de la ANSV.

A su vez, a través de la línea 149, la ANSV brinda asistencia legal y psicológica y asesoramiento en servicios sociales y de rehabilitación en la post emergencia vial en todo el país, tanto a damnificados como a familiares de víctimas de siniestros viales. Esto se logra articulando el trabajo con organismos nacionales, provinciales, municipales y organismos privados, que ponen a disposición sus recursos a nivel interjurisdiccional.

El funcionamiento de la línea 149 opción 2 es a partir que el damnificado se conecta con el operador y, a partir, de tener conocimiento de lo que sucedió coordina los mejores canales de asistencia telefónica y presencial si fuera necesario. Por ejemplo, ante el requerimiento de un abogado se podrá brindar asesoramiento telefónico inmediato y, en caso de ser necesario, se hará una derivación para asesoramiento presencial y gratuito de un abogado en cualquier provincia. Lo mismo en caso de necesitar asistencia psicológica: hay un servicio de contención telefónica inmediata las 24 horas y la posibilidad de derivación a la atención con un psicólogo para un tratamiento presencial y gratuito en todo el país. También funciona como una guía de trámites sociales, como por ejemplo, el Certificado Único de Discapacidad, brindando información y coordinación para asistir a centros de rehabilitación y asistencia médica general.