La AFI le entregó al Ministerio de Justicia un álbum de fotos de personas buscadas por la última dictadura

El libro, que fue hallado escondido dentro de un placard de la Secretaria de Planificación del organismo de inteligencia, cuenta con más de 70 páginas con fotografías de víctimas del terrorismo de Estado, algunas de ellas continúan desaparecidas y otras fueron secuestradas en los centros clandestinos de detención o en las cárceles.


La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, hizo entrega a la ministra de Justicia de la Nación, Marcela Losardo, y al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, de un álbum con más de 500 fotos de personas buscadas por la última dictadura militar, que se encontró en una de las oficinas de la AFI.

“La Agencia Federal de Inteligencia tiene una posición proactiva en la búsqueda de la verdad histórica. Sanear los sótanos de la democracia es también participar de la construcción de un organismo comprometido con la política de verdad y justicia y asegurar que Nunca Más se utilicen los recursos del Estado para la persecución política.”, afirmó Caamaño.

Por su parte, Losardo destacó que “el hallazgo de esta documentación es muy importante no sólo por su valor histórico, sino que será relevante para los procesos de Lesa Humanidad”. La titular de la cartera de justicia agregó: "El contenido, con fotos y datos de personas detenidas, desaparecidas y sobrevivientes de la dictadura cívico militar, constituye un renovado ejercicio de Memoria y Verdad sobre el capítulo más doloroso de nuestra historia, que aún no se ha saldado. Por ello, se incorporará a los fondos y colecciones documentales del Archivo de la Memoria, como un aporte más de la construcción de la memoria colectiva y como testimonio del obrar sistemático del terrorismo de Estado”.

En ese sentido, Pietragalla Corti, señaló: "Además de contribuir al conocimiento de los hechos, a los procesos judiciales y a la reparación de las víctimas y sus familias, estos documentos ayudarán a desentrañar la historia de los servicios de inteligencia en nuestro país. Como podemos ver en hechos lamentables que nos muestran los alcances del espionaje ilegal hasta el día de hoy, consideramos que esa es sin duda una deuda de la democracia, que ha sido asumida como un compromiso fundamental por este gobierno".

Una leyenda impresa en la segunda hoja explica el objetivo del libro : “El presente álbum tiene como finalidad servir para la detección, identificación y posterior neutralización de personal y material utilizado con fines subversivos”.