La actividad del sector pesquero y agropecuario apuntaló la mejora de los indicadores de la economía

Durante el mes de septiembre se registraron crecimientos interanuales en la actividad pesquera, el agro y la industria manufacturera, que permitieron recuperar parte de la retracción acumulada en el período marzo-abril, como consecuencia del COVID 19.


El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación informa que durante septiembre, las actividades pesqueras, agropecuarias y manufactureras lograron crecimientos interanuales, entre 0,2% y 43,2%, que contribuyeron a mejorar los indicadores de la actividad económica de nuestro país.

"En momentos difíciles redoblamos los esfuerzos para garantizar el abastecimiento de alimentos en cada rincón del país. Nos tocó enfrentar la pandemia y el sector continuó respondiendo sin detener la actividad", expresó el Ministro Basterra.

"Con un enorme compromiso, acordamos 17 lineamientos sanitarios con cada una de las cadenas productivas para avanzar en la tarea cuidando a los trabajadores y trabajadoras, al tiempo que fuimos capaces de incrementar nuestras exportaciones y de abrir nuevos mercados", destacó el titular de la cartera agropecuaria nacional.

De acuerdo al relevamiento realizado por el INDEC en el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), se destaca que las actividades vinculadas a la pesca fueron las que más crecieron, subiendo un 43,2%, respecto a igual mes del año anterior.

"Esto es reflejo de la confianza y el trabajo conjunto con todo el sector de la Pesca y la Acuicultura. En un año complejo signado por la Pandemia y con necesidades de asistencia en toda la cadena productiva, tenemos el orgullo de pertenecer a una gestión que, lejos de rendirse en la adversidad, se ha posicionado como parte de la solución, hasta que cada argentino y argentina logren estar nuevamente de pie y juntos hacia una agenda de reconstrucción productiva y social", expresó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Carlos Liberman.

También se registra un cambio de tendencia positivo en las actividades de la industria manufacturera, que se incrementaron 2,2%; y las de agricultura, ganadería, caza y silvicultura, que aumentaron 0,2%. Cabe señalar que si bien la industria manufacturera se compone de distintos sectores (textil, refinación de petróleo, maquinaria, automotores, etc.), el rubro alimentos, bebidas y tabaco tiene una importante incidencia dentro del mismo.

Las mejoras experimentadas por estos segmentos productivos, junto al repunte del comercio, la intermediación financiera, y los rubros de electricidad, gas y agua, consolidaron el incremento del 1,9% de toda la actividad económica argentina respecto a agosto de este año, logrando así recuperar parte de la retracción acumulada en el período marzo-abril, como consecuencia del contexto ocasionado por la pandemia, que motivó restricciones globales a la circulación de las personas afectando a un conjunto significativo de actividades económicas en todos los países.

En este sentido, la cartera agropecuaria nacional impulsó desde marzo, distintas instancias de diálogo con los diferentes sectores productivos y las áreas de gobierno pertinentes, con el fin de asegurar tanto el abastecimiento interno de alimentos como para garantizar la continuidad de las exportaciones que permitan generar las divisas necesarias para el cumplimiento de los compromisos externos que debe afrontar Argentina.