La 117° edición de la Campaña Antártica de Verano 2020/21 se realizará bajo un estricto protocolo sanitario

Ayer se realizó una reunión de coordinación entre autoridades del Ministerio de Defensa, autoridades civiles de otras dependencias gubernamentales y jefes de las Fuerzas Armadas.


Buenos Aires – En instalaciones del Comando Conjunto Antártico se realizó ayer una reunión de coordinación en la que se revisaron las distintas acciones tendientes a realizar la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2020/21. Esta edición tendrá como desafío cumplir con las tareas esenciales de relevo de las dotaciones y abastecimiento, bajo estrictas medidas sanitarias ante la pandemia de COVID-19.

Estuvieron presentes el Ministro de Defensa, Agustín Rossi; el Secretario de Malvinas, Antártida y el Atlántico Sur, Daniel Filmus; el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, General de Brigada Juan Martín Paleo; el Comandante Operacional de las Fuerzas Armadas, General de Brigada Deimundo Escobal; y la Subsecretaria de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico de la Defensa, Lucía Kersul, entre otras autoridades. Por parte de la Armada asistió el Jefe del Estado Mayor General, Contraalmirante Julio Horacio Guardia.

Para cumplir eficazmente con la CAV y minimizar los riesgos que implica el Coronavirus –en la única región del planeta que se mantiene sin contagios desde el inicio de la pandemia– el Comando Operacional Conjunto dispuso un plan de operaciones que tiene previsto las tres fases en la que anualmente se desarrolla la campaña, que comienza en los primeros días de diciembre.

La novedad es la inclusión de una fase preliminar: en esta etapa el objetivo principal es cumplir un estricto protocolo sanitario que consiste en el aislamiento preventivo durante 14 días a cada dotación entrante de las bases.

A cada uno de sus integrantes se le hará un test de PCR (hisopado para detectar el Coronavirus) y durante esas dos semanas se les efectuarán controles médicos, los que concluyen con otro test de PCR, cuyo resultado posibilitará el ingreso seguro a la Antártida.