Kirchner presidió el acto de relanzamiento del plan de calificaciones para trabajadores de la construcción

El presidente Néstor Kirchner encabezó la ceremonia de entrega de libretas de capacitación, en el marco del Plan Nacional de Calificaciones para Trabajadores de la Construcción, por el cual se brindaron cursos a más de 25 mil desocupados en las especialidades más demandadas por este sector de la industria.


En el Salón Sur de la Casa Rosada

Kirchner presidió el acto de relanzamiento del plan de calificaciones para trabajadores de la construcción

El presidente Néstor Kirchner encabezó la ceremonia de entrega de libretas de capacitación, en el marco del Plan Nacional de Calificaciones para Trabajadores de la Construcción, por el cual se brindaron cursos a más de 25 mil desocupados en las especialidades más demandadas por este sector de la industria.

“Estamos capacitando las manos de trabajadores argentinos que viven en la Argentina, hermanos latinoamericanos, para que puedan llevar su oficio con toda dignidad y ser de los mejores recursos humanos que hay en la región”, aseguró el jefe de Estado al referirse a esta iniciativa.

En tal sentido, indicó que el regreso de los gorros amarillos de los trabajadores de la construcción “sintetizan la vuelta del trabajo en la Argentina, de la dignidad, de la mesa compartida, de que un chico pueda volver a estudiar, del padre con trabajo, la vuelta a vivir y a los sueños”.

El acto se realizó en el Salón Sur y contó con la presencia de los ministros Carlos Tomada y Julio de Vido. Asimismo, asistieron intendentes, autoridades nacionales y provinciales

relacionadas al ámbito del empleo y

la formación profesional, además de representantes sindicales y empresarios del sector.

Este Plan, que forma parte del Programa Sectorial de Formacion Profesional, se lanzó en agosto de 2004, cuando el Ministerio de Trabajo y el sector de la construcción suscribieron un convenio para capacitar en oficios a trabajadores desocupados, sensibilizar a los actores en la importancia de la implementación de las medidas de seguridad e higiene en el trabajo, desarrollar los procesos de normalización y certificación de competencias y elevar la calidad de la formación profesional a través de la creación y fortalecimiento de la red de centros que intervienen en la formación profesional.

Entre los resultados obtenidos hasta el momento, se destaca la capacitación de más de 25.000 trabajadores y la entrega de

libretas de cese laboral en más de 181 municipios de todo el país. Esto implica más de la tercera parte de los puestos de trabajo generados en la industria de la construcción en 2006, en las especialidades demandadas por el sector: albañilería, armado y encofrado de hormigón, carpintería de obra, instalaciones domiciliarias de electricidad, entre otros.