Justicia y Neuquén avanzan en el abordaje de compromisos recíprocos pendientes en temas penitenciarios

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, recibió al ministro de Ciudadanía de Neuquén, Ricardo Corradi Diez, y a la subsecretaria de Derechos Humanos de Neuquén, Alicia Comelli, con el objetivo de analizar los compromisos recíprocamente pendientes entre Nación y la Provincia respecto del traspaso definitivo de la Antigua Unidad 9


El intercambio y cesión recíproca de la ex Unidad 9 de Neuquén del SPF y el Complejo Penitenciario de Senillosa se acordó en 2015 entre el Ministerio de Justicia de la Nación y la provincia de Neuquén. En dicho acuerdo se estableció que el Servicio Penitenciario Federal otorgaría los terrenos de la antigua Unidad 9 – emplazada en la Ciudad de Neuquén – a la provincia patagónica, mientras que la provincia se haría cargo de construir viviendas para el personal del SPF que prestan servicio en Senillosa como también de finalizar el Plan de infraestructura de readecuación de dicho Complejo penitenciario que estaba en marcha.

Al margen de la formalidad el acuerdo aún no se concretó totalmente, por lo que la reunión se inscribe "en una búsqueda conjunta entre Nación y Provincia para generar soluciones en varios aspectos que son constitutivos del normal funcionamiento institucional y operativo del sistema penitenciario", explicó Soria.

Corradi Diez, en tanto, celebró el encuentro y destacó la humildad y sencillez del ministro Soria durante el tiempo compartido. “Tuvimos la oportunidad de intercambiar ideas de manera presencial, lo que facilitó que pudiéramos abordar la totalidad de los temas que teníamos en agenda, principalmente todo lo referido a la U9 y al penal de Senillosa, asuntos sobre los que venimos trabajando”, sostuvo.

Soria recibió al ministro de Ciudadanía de Neuquén, Ricardo Corradi Diez

El Complejo Penitenciario Federal V localizado en la localidad de Senillosa tiene un régimen cerrado con alojamiento individual, con una capacidad general de 428 plazas. En este Complejo Penitenciario funciona el Programa para Ofensores Sexuales del Servicio Penitenciario Federal, programa destinado a dar seguimiento y tratamiento a las personas condenadas por la comisión de delitos contra la integridad sexual con el fin de reducir los índices de reincidencia.

Soria y Corradi Diez analizaron, además, el estado del Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica. Hoy en día, a través de dicho programa, el Ministerio de Justicia de la Nación pone a disposición de la provincia de Neuquén 50 dispositivos electrónicos de vigilancia para ser utilizados en los casos que los jueces y juezas provinciales dispongan medidas de restricción en los que sea necesaria la utilización de estos dispositivos.

Este programa dota con la tecnología necesaria a las provincias argentinas para que puedan supervisar el correcto cumplimiento de las medidas restrictivas de la libertad dispuestas por las justicias provinciales.

Actualmente, por solicitudes de la justicia nacional y federal, 1188 personas en todo el país están siendo monitoreadas desde el Centro ubicado en la sede Tandanor del Ministerio de Justicia.

El monitoreo de las tobilleras electrónicas se realiza en tiempo real mediante la visualización de una plataforma diseñada especialmente para este tipo de supervisión.

Desde el Centro ubicado en Tandanor se asiste y supervisan medidas de restricción que van desde los arrestos domiciliarios hasta los regímenes de semilibertad, prisión discontinua y semidetenciones, entre otras medidas que dispone la justicia federal.

Por último, Soria y Comelli abordaron el estado actual de las políticas reparatorias para los y las neuquinas víctimas del terrorismo de Estado y, en particular, la situación de los juicios en curso por crímenes de lesa humanidad en la provincia de Neuquén.

Actualmente se lleva adelante el séptimo debate oral en causas de crímenes de lesa humanidad en la provincia de Neuquén, en el juicio conocido como “Taffarel” se está considerando por primera vez el abuso sexual como un delito autónomo dentro de los juicios de lesa humanidad. La causa se muestra el alto grado de organización que tuvo el accionar represivo de la última dictadura en el sur del país. Son juzgados 15 expolicías, ex militares y el ex agente de inteligencia Raúl Guglielminetti por delitos de lesa humanidad cometidos a 20 personas entre el 9 y el 15 de junio de 1976, secuestradas en Neuquén y Río Negro y luego trasladadas a Bahía Blanca.

Soria recibió al ministro de Ciudadanía de Neuquén, Ricardo Corradi Diez