Presidencia de la Nación

Intercambio sobre Integridad entre el Ministerio de Obras Públicas, la Oficina Anticorrupción y el Observatorio de la Obra Pública

Inició el Ciclo de Conversatorios sobre el Código de Ética del Ministerio de Obras Públicas, en donde se compartieron distintos enfoques y perspectivas sobre los avances y los desafíos de la Integridad en la Obra Pública.


Como parte de las acciones destinadas a poner en marcha el Código de Ética del Ministerio de Obras Públicas, vigente desde diciembre del año pasado, comenzó el Ciclo de Conversatorios sobre el código, de un total de 7 encuentros que tendrán lugar los primeros viernes de cada mes y serán transmitidos en directo por el canal de Youtube del Ministerio de Obras Públicas.

Organizado por la Dirección Nacional de Transparencia y el Observatorio de la Obra Pública del Ministerio de Obras Públicas, los Conversatorios contarán con la participación de referentes de organizaciones sociales, académicas, empresarias, sindicales y del ámbito estatal.

El primer conversatorio, que se desarrolló el viernes 6 de mayo, contó con la participación del secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Obras Públicas, Guillermo Sauro; el subsecretario de Planificación de Políticas de Transparencia de la Oficina Anticorrupción, Luis Villanueva; y la experta en Derecho Administrativo y representante del Consejo de Rectores de Universidades Privadas, Miriam Ivanega. Moderó el intercambio la directora nacional de Transparencia, Roxana Mazzola.

Se abordó el principio ético de integridad, definido como la defensa del interés público por sobre los intereses particulares y sectoriales, mediante el fortalecimiento de una cultura organizacional basada en la honestidad, la probidad, la imparcialidad y la independencia de criterio.

Miriam Ivanega sostuvo que “el Código es novedoso, porque da cuenta del reconocimiento de un problema, que a su vez se incorpora a la agenda pública y se definen cursos de acción para resolverlo. El objetivo es generar una cultura de la integridad y transparencia. Por supuesto que después entran en juego factores personales, pero establecer normas construye cultura, sienta precedentes y acota riesgos”.

Para Luis Villanueva, “lo más valioso fue el proceso de trabajo, lo más rico se da en la etapa de elaboración”, que en este caso involucró a todas las áreas, organismos, empresas y consultores externos, por primera vez en la historia de la cartera. Y también agregó que “hoy no hay una política de integridad que no tenga innovación tecnológica”.

Guillermo Sauro afirmó que “para nosotras y nosotros, la integridad es el compromiso con la ciudadanía porque la política pública no es eficiente si no incorpora la perspectiva del ciudadano. Por eso desarrollamos criterios metodológicos para definir a qué lugar va la inversión, la integridad no es algo externo o posterior sino que es parte de nuestro modelo de gestión. Mucho de esto lo habíamos implementado en nuestra experiencia de gobierno municipal, sabíamos que era un gran desafío escalarlo a nivel nacional, pero lo estamos logrando”.

Scroll hacia arriba