Intensa actividad del Comité contra la Trata en Mendoza

Gustavo Vera se reunió con decanos, empresarios del transporte y grupos de base que trabajan por la liberación de víctimas en la provincia.


El director del Comité Ejecutivo de lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Victimas, Gustavo Vera, se reunió en el rectorado de la Universidad Nacional de Cuyo con el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Adolfo Cueto; la secretaria de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Claudia García; el decano de la Facultad de Arte y Diseño, Arturo Tacharet y el decano de la Facultad de Medicina, Roberto Miatello.

Coincidieron en avanzar hacia un convenio de capacitación y difusión entre el Comité y las Universidades a fin de capacitar y prevenir contra la trata de personas al alumnado y a la vez difundir masivamente la línea 145, anónima y gratuita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para denunciar situaciones de explotación sexual o laboral.

Luego Vera se reunió con las autoridades de la Asociación Unidad del Transporte Automotor de Mendoza (AUTAM) para ratificar el convenio de capacitación en prevención contra la trata y difusión de la línea 145 que ya venía implementándose desde la gestión anterior con muy buenos resultados. Del encuentro participaron el Director de la Fundación AUTAM, Raúl Mercau, la Responsable del Centro de Formación AUTAM, Natalia Sciardis; el responsable de comunicación y prensa de la entidad, Marcelo Luna; el RRII y RSE de las empresas “El Cacique” y Transportes “El Plumerillo”, Ivan Gonzalez Sadler, entre otros.

En el cierre de la jornada, Vera se interiorizó acerca del trabajo que desarrolla el Grupo Pastoral Guadalupe, que da contención y acompañamiento a mujeres que son o fueron víctimas de explotación sexual buscando capacitar en oficios, dar contención terapéutica, asesoramiento jurídico y asistencia social a las víctimas a fin generar vínculos fraternales que permitan una reconstrucción de proyectos de vida fuera de la prostitución y explotación sexual. Es una misión difícil y comprometida que lleva adelante el grupo coordinado por Gabriela Marchesini y apoyado por el Hermano Marcelo Hidalgo de la orden de los mercedarios.