Innovadora capacitación a prestadoras y prestadores turísticos en pueblos rurales de Jujuy

Vía Whatsapp, se envió material sobre atención al cliente y herramientas de seguridad e higiene a más de 500 personas para garantizar el acceso a la formación con nuevas alternativas de aprendizaje.


En un trabajo conjunto del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y el Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy, más de 500 prestadores, prestadoras, emprendedoras y emprendedores turísticos de diecisiete pueblos rurales de la Puna y las Yungas recibieron capacitación sobre atención al cliente y herramientas de seguridad e higiene vía Whatsapp, una modalidad implementada para superar las dificultades de conexión.

“Estoy muy agradecido, porque esto no me lo imaginaba, pero me sirvió bastante para mi persona y para mi propio emprendimiento”, dice Balbino, guía de turismo en Cabrería, y cuya pareja está armando un comedor para visitantes del lugar. Participó de la prueba piloto, realizada entre mayo y junio, destinada a quienes no pueden acceder al campus virtual del Ministerio.

El gran entusiasmo que generó la iniciativa llevó a que se abriera una segunda edición, coordinada por Vanesa Wielesiuk, del Ministerio de Turismo y Deportes, y Sandra Nazar, de la Dirección Provincial de Turismo, para dar respuesta a esta demanda.

El material de lectura fue enviado en archivos y las evaluaciones fueron de tipo múltiple choice a través de formularios, de manera tal que cada uno pudiera completar la instancia de evaluación.

"Es profundo deseo de la Dirección de Formación en Turismo y rol del Estado en particular, poder replicar esta práctica en muchos otros destinos del país, democratizando, adaptando y garantizando el conocimiento a todos los actores del sector turístico nacional, en pos de la calidad de todo el sistema", apunta María Gabriela Barón, a cargo del área de Formación en el Ministerio de Turismo y Deportes.

Desde su equipo señalan que llegar a estas poblaciones y comunidades tan alejadas “ahora permite afirmar que la integración y acceso a la formación es posible para lograr lo que se conoce como educación disruptiva, una innovación que rompe con los métodos tradicionales de transmisión del conocimiento y permiten abrir nuevas alternativas de aprendizaje”.