Innovación tecnológica y política de Defensa

Una de las misiones más relevantes que tiene el IAF es la de analizar e implementar alternativas de inversión para capitalizar sus recursos. Con el objetivo de explorar esas posibilidades, y por iniciativa del gerente de Recursos Financieros, Javier Elizondo, se invitó a disertar ante el presidente Guillermo Carmona y demás autoridades del Instituto, a un panel de especialistas integrado por Gastón Burlot, Carina Farah y Belén Echegaray.


Luego de realizar un análisis de las condiciones macroeconómicas que atraviesa la Argentina y sus proyecciones, los especialistas coincidieron en la necesidad de dar impulso a la industria nacional y a las políticas de innovación tecnológicas. A su juicio, Argentina tiene, en muchos campos de la industria y los servicios, la capacidad y el conocimiento de producir aquello que necesita y no solo limitarse a comprar lo que otros países fabrican, perdiendo así la posibilidad de generar sus propios desarrollos tecnológicos. En ese sentido, sostuvieron que la inversión del Estado en Ciencia y Tecnología, y el impulso de una industria para la Defensa como la que promueve el ministro Agustín Rossi, son herramientas claves para el desarrollo nacional, en el marco de una red de instituciones en la que no puede estar ausente el IAF.

Los invitados también rescataron los importantes antecedentes internacionales y nacionales que demuestran los beneficios de realizar provechosas inversiones estratégicas, con la misión de desarrollar una industria nacional para la Defensa impulsando, por ejemplo, el reequipamiento de las Fuerzas Armadas, como así también producir sus propias tecnologías para el control del territorio o para la protección de los recursos naturales.

A juicio de los expertos, el IAF se encuentra en condiciones –y está autorizado por la Ley orgánica 22.919- de sumarse a estos desarrollos industriales, contribuyendo a la soberanía nacional y autonomía tecnológica y financiera en el ámbito de la política de Defensa.