Innovación tecnológica: clave para el acceso sustentable a la salud

Destacados especialistas nacionales y extranjeros del sector público y privado disertaron sobre el estado actual, las oportunidades y desafíos que presenta la innovación tecnológica en salud.


El Centro Cultural de la Ciencia fue sede del encuentro “Estrategias para asegurar la sustentabilidad del acceso de los pacientes a la innovación tecnológica en salud”, organizado por la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva junto a la compañía farmacéutica MSD (Merck Sharp & Dohme).

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Jorge Aguado, quien enmarcó el evento en la intención de la Secretaría de generar una sinergia entre el sector científico tecnológico y el de salud. “La idea de esta actividad fue la de hablar sobre innovaciones en salud y esperamos que este encuentro sea el inicio de una agenda mayor”, sostuvo.

Durante el primer panel los disertantes expusieron sobre el valor social de la innovación en salud y de las estrategias actuales para el acceso sustentable, como la evaluación de tecnologías sanitarias y las compras centralizadas basadas en el valor. En la ocasión, Aguado se refirió a las políticas públicas que se vienen desarrollando desde la Secretaría de Ciencia en relación al conocimiento y la innovación en salud, con el objetivo de alcanzar “un proceso continuo donde se logre encadenar el conocimiento que se genera con la utilización de ese conocimiento”.

“Lo principal que tenemos que poder desarrollar en Argentina es el área de vinculación y transferencia tecnológica”, aseveró. En esta línea, explicó que la Secretaría desarrolló una estrategia de ‘tres capas’: el Mercado de Innovación Argentina, que busca “entender y mapear ideas innovadoras, ver sus necesidades para acercarse al mercado y generar un proceso para poder fortalecerlas desde el punto de vista tecnológico, de propiedad intelectual, financiero, etc.”.

La segunda línea de trabajo son los laboratorios de innovación, “donde lo que generamos principalmente es un proceso continuo de confianza y de acercamiento de todas las capacidades integradas del sistema científico para poder suplir las necesidades”; y la última capa está relacionada con el sector público, y “en esta línea generamos un proceso que llamamos ‘Innovación Colectiva’ donde lo que buscamos es poder entender cuáles son los planes estratégicos de cada Ministerio y las necesidades de I+D que puedan ser suplidas por el sistema científico”, explicó, y dio detalles sobre algunos proyectos llevados adelante con el Ministerio de Seguridad y la Secretaría de Gobierno de Salud, entre otros.

A continuación, el CEO de MSD, Carlos Annes, afirmó que “estamos convencidos de que la innovación tiene que llegar al paciente, nuestra misión es innovar para salvar vidas”. En esta línea, habló sobre los beneficios de la innovación teniendo en cuenta tres aristas: el paciente, la economía y el sistema de salud: “El gran reto de la innovación en salud es que sea sustentable y a la vez priorice los cuidados que generan mejor calidad de vida al paciente y mayor valor al sistema”.

Al concluir aseguró que las tecnologías innovadoras a lo largo de la historia han sido un factor fundamental en la mejora de la salud y la calidad de vida de los pacientes; que la inversión en investigación clínica, “además de generar oportunidades de creación de empleo y exportación de servicios de importante magnitud, genera ahorros al sistema de salud”; y que es importante el trabajo en conjunto de todas las partes interesadas para lograr la sustentabilidad del sistema de salud en beneficio de la calidad de atención al paciente.

A su turno, Gustavo Jankilevich, gerente de Gestión Estratégica de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación, habló en profundidad sobre el valor social de la innovación en salud. En esta línea, sostuvo que “hay un cambio en cuanto a cómo se interpreta el desarrollo humano y dentro de él, la salud”. Explicó que a partir de la década del ’50 las modificaciones del status quo se fueron dando cada vez más rápido, y “este cambio hace que la innovación tenga un grado de velocidad cada vez mayor”. Además, se refirió a las paradojas de la innovación, que “genera nuevos escenarios que si no se regulan se transforman en problemas”, como el aumento del gasto en salud, la dependencia tecnológica, la inequidad en el acceso y el impacto en el medio ambiente, entre otras. “La innovación no son sólo medicamentos ni artículos médicos: la educación es la mayor medicina”, concluyó.

A lo largo de la jornada las charlas versaron sobre estrategias innovadoras de acceso a medicamentos, marco legal y regulatorio propicio para el desarrollo de la innovación; cuidados de la salud para mejorar los resultados de los pacientes y el acceso; estrategias para apoyar el acceso sustentable de los pacientes a la innovación en Argentina; cuidado en salud basado en el valor; y eficiencia, equidad y sustentabilidad.