Infraestructura Universitaria: iniciaron las obras en la Universidad de Luján

Los trabajos, que incluirán nuevas aulas y la refacción de un natatorio, forman parte de las 73 obras que el Ministerio realiza en instituciones nacionales de todo el país.


En el marco del Programa Nacional de Infraestructura Universitaria, ya están en marcha las obras en la Universidad Nacional de Luján, una de las 73 que el Ministerio de Obras Públicas realiza en 48 instituciones de todo el país, en coordinación con el Ministerio de Educación.

En este sentido, ya inició la reconstrucción de un edificio de 4.220 m2 para la carrera de Educación Física en la Delegación San Fernando, con una inversión de $140 millones y que beneficiará a 1.911 estudiantes.

Los trabajos contemplan, además, la refacción de un natatorio, el arreglo del techo y de las calderas, como también las instalaciones eléctricas, la construcción de dos aulas, la mejora de los gimnasios y la puesta en valor de todo el frente del Pabellón Histórico.

Estas obras son una de las 73 que el Ministerio de Obras Públicas lleva adelante en instituciones de todo el país, con el objetivo de extender la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional, en 48 universidades de Buenos Aires, CABA, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

El programa es implementado en conjunto con la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y con el financiamiento internacional del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), para la ejecución de obras nuevas, de refacción y ampliación, que beneficiará a más de 1.5 millones de estudiantes y docentes de todo el país y generarán 13.500 puestos de trabajo.

Los proyectos son presentados por las Universidades y deben cumplir con ciertos criterios de elegibilidad para permitir la expansión de las infraestructuras edilicias que vinculen a la institución con el sistema productivo nacional, regional o local; responder a las necesidades actuales de matrícula o permitir su ampliación; y optimizar el uso permitiendo las innovaciones.