Información importante sobre alisadores de cabello

Para evitar productos ilegítimos, recomendamos utilizar aquellos inscriptos ante la autoridad sanitaria.


Te recordamos que los alisadores para el cabello que contienen formol o formaldehido pueden desencadenar efectos nocivos para la salud, tanto del usuario como de la persona que lo aplica, o de quien se encuentre en el ambiente circundante.

Los efectos van desde náuseas, irritación de la piel, de los ojos y/o de la garganta, hasta la mayor ocurrencia de ciertos tipos de cánceres como el carcinoma nasofaríngeo (cáncer de garganta y nariz) frente a la exposición reiterada.

La ANMAT ha prohibido el uso de formaldehido en productos destinados al alisado de los cabellos y puso a disposición el listado actualizado de alisadores inscriptos ante la autoridad sanitaria competente para la consulta pública.

El principal riesgo de utilizar un producto ilegítimo, no inscripto ante la autoridad sanitaria competente, es que se desconoce cuáles fueron las condiciones higiénico sanitarias durante su elaboración y cuál es su composición real. Este último aspecto es especialmente importante para el caso de los alisadores para el cabello, pues la mayoría de los productos ilegítimos contienen formaldehido.

Los datos legales que deben constar en un producto de este tipo que se encuentre inscripto ante la ANMAT son “Res. 155/98, N° de legajo XXXX”. Este último dato corresponde al número de certificado del establecimiento habilitado por el Organismo para su elaboración y/o importación, y que cuenta con la supervisión de un profesional responsable, con los conocimientos necesarios sobre cuál debe ser la composición del producto para que éste resulte seguro.

Por lo expuesto, aconsejamos a quienes utilizan alisadores para el cabello que solamente adquieran estos productos en lugares que ofrezcan garantías acerca de su procedencia.