Incendio de pastizales en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos

Trabajan en el lugar cuadrillas de Parques Nacionales y Bomberos Voluntarios de la zona, con la ayuda de dos helicópteros y un avión del Servicio Nacional de Manejo del Fuego


Este lunes se registró un incendio de pastizales a la altura del kilómetro 62 de la ruta Panamericana (RN N°9), lindera con el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, que ya consumió 623 hectáreas, debido a que se propagó rápidamente por las altas temperaturas y el fuerte viento que se registró en la región, combinado con la sostenida sequía que genera abundante material combustible en la zona de pastizales.

Trabajan en el área más de 50 brigadistas de Incendios Forestales y guardaparques de la Administración de Parques Nacionales, de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, personal de Defensa Civil y Bomberos Voluntarios de Campana y de la Policía Federal Argentina, apoyados por dos helicópteros y un avión hidrante del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Sergio Federovisky, explicó: “Es posible que haya en el interior de las islas otra cantidad de focos, pero lo más importante es lo que nace de la cabecera del Parque Ciervo de los Pantanos y que está deslizándose en dirección hacia el sur, paralelo al río y a la ruta 9, producto del viento que es muy importante en este momento. Eso ha hecho que en las últimas horas aparecieran nuevos focos".

Respecto de las causas que podrían haber originado el incendio, Federovisky afirmó: "Indudablemente podemos aseverar que es producido por la actividad humana", pero aclaró que todavía se investiga "si ha sido accidental o intencional".

Durante esta jornada se realizará un análisis de la situación para determinar la estrategia de combate que incluye la convocatoria a otras unidades de apoyo; la utilización intensiva de los medios aéreos, tanto para el traslado de los brigadistas a las áreas de fuego, como para la operación del heli-balde, y el arrojo de agua sobre los principales puntos calientes.