Inauguración de una planta de tratamiento de líquidos cloacales en Jujuy


En Maimará, provincia de Jujuy, el pasado martes 3 de octubre quedó inaugurada la primera etapa del sistema de saneamiento para la Quebrada de Humahuaca. Esta etapa incluye la provisión de saneamiento para todos los vecinos de Maimará, Tilcara y Sumaj Pacha, y también para los turistas que visiten este hermoso lugar. Para lograr esta importante meta, se construyó una planta de tratamiento de líquidos cloacales, se colocaron las redes colectoras domiciliarias y los colectores generales, completando de esta manera el 100% de cobertura en saneamiento para las tres localidades.

El sistema de saneamiento para la Quebrada incluye además otras dos obras, que se encuentran próximas a terminarse, para las localidades de Chalala – Purmamarca (subsistema 2) y Tumbaya – Volcán (Subsistema 3). En el caso de Volcán y Maimará, las obras fueron fuertemente afectadas por el alud que azotó o la región en enero pasado, por lo que tuvieron que ser reconstruidas en gran parte.

Hasta ahora, en el ámbito de la Quebrada de Humahuaca el sistema de saneamiento se realizaba a través de pozos negros, letrinas y algunas plantas de tratamiento ubicadas en la afueras de las ciudades. En la mayoría de las localidades que cuentan con este servicio el sistema está colapsado debido al crecimiento demográfico, y los importantes picos de carga de servicios, originados por la afluencia masiva de turistas. La Quebrada de Humahuaca ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como Paisaje Cultural, por lo que resulta fundamental la dotación de infraestructura básica.

Estuvieron presentes en la inauguración el Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el ministro de Infraestructura, Jorge Rizzoti; la senadora, Silvia Giacoppo; Mario Fiad; el diputado provincial, Humberto López; el presidente del Directorio de Vialidad provincial, Hugo Montaño; el intendente de la localidad; funcionarios y legisladores provinciales y municipales.

La obra en su totalidad demandó una inversión superior a 130 millones de pesos, y fue financiada por el Gobierno Nacional y la Corporación Andina de Fomento.