INADI logró un acuerdo judicial para que la plataforma Voxed no permita posteos discriminatorios


En el marco de un acuerdo judicial sin precedentes, que permitió la intervención del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) para frenar la discriminación en Internet, el INADI capacitó esta semana al equipo de personas detrás de la red social Voxed, con una currícula orientada a identificar prácticas discriminatorias y estereotipos para evitar su difusión.

El taller, que se dividió en dos jornadas, estuvo a cargo de la coordinación de Políticas Educativas y Formación del INADI y contó con la presencia de un grupo de moderadores de Voxed y su dueño, Sebastián Curutchet. A partir de los encuentros, el equipo de la red social bajó de su plataforma mensajes racistas o violentos y amenazas.

El INADI continuará trabajando de forma articulada con el equipo de Voxed, realizando asesorías para garantizar la eliminación de contenidos discriminatorios.

Caso Voxed en la Justicia

Voxed es una red social que hasta el momento se podía acceder en forma anónima. En mayo de 2018, el INADI presentó una denuncia penal contra Voxed en la Justicia por fomentar expresiones de violencia de género, exhibir menores con fines sexuales y promover contenidos xenófobos y racistas, al mismo tiempo que alertó sobre el peligro que corren los/as adolescentes, expuestos/as a delitos gravísimos como el grooming,

En la causa intervino la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 22 de la Ciudad de Buenos Aires, que en octubre de 2018 convocó a INADI y a Sebastián Curutchet, dueño de Voxed para que se llegara a un acuerdo judicial.

El acta suscripta establece que los moderadores del sitio bajarán contenidos que inciten al odio y que las personas que deseen subir contenidos a Voxed (los "voxeros"), deberán completar un formulario obligatorio, perdiendo de esa manera el anonimato y pudiendo responder, en caso de cometer un delito, ante la Justicia.