Impulsan mejoras higiénico-sanitarias en plantas de faena y miel en Formosa

El Senasa y la Dirección de Saneamiento, Bromatología y Zoonosis acordaron brindar asesoramiento para preservar la inocuidad de los alimentos y contribuir a la salud pública.


FORMOSA - El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la Dirección de Saneamiento, Bromatología y Zoonosis del Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa acordaron trabajar de manera articulada para asesorar en la mejora de las condiciones higiénico-sanitarias de las plantas de faena de ganado bovino, porcino y de pequeños rumiantes y de las salas de extracción de miel que existen en el territorio provincial.

Este compromiso –que busca preservar la inocuidad de los alimentos y proteger la salud pública– se logró en el marco de una reunión realizada el pasado 27 de enero entre los directores del Centro Regional Chaco-Formosa del Senasa, Facundo Galvani, y el de Saneamiento, Bromatología y Zoonósis, José González.

Además, ambas instituciones se comprometieron a realizar capacitaciones conjuntas sobre la normativa sanitaria vigente y las zoonosis (enfermedades de los animales que se transmiten a las personas) destinadas al personal de bromatología de los diferentes municipios.

Otros temas tratados fueron la implementación obligatoria de las buenas prácticas agrícolas (BPA), la importancia de contar con salas de empaque de frutas y hortalizas habilitadas y la necesidad de revalorizar el trabajo conjunto con el laboratorio del Centro de Investigación y Transferencia (CIT).

Al término del encuentro, González evaluó que la reunión resultó productiva y señaló que se dejaron abiertos los canales de comunicación interinstitucionales para solucionar problemas a la sociedad. Al tiempo agregó que “me entusiasma que el director sea coprovinciano y que se remonte la presencia y el funcionamiento del Senasa en la provincia de Formosa. Esta reestructuración de las regionales es importante para brindar respuestas rápidas a los productores y para mejorar la inocuidad de los alimentos”.